18.2.10

La Mandrágora: Planta Sagrada





La mandrágora (Mandragora officinarum) se encuentra entre las “plantas mágicas” más conocidas y utilizadas en Occidente. Pertenece a la familia de las Solanáceas, y desde Grecia antigua fue considerada una planta sagrada por su modificación del estado de conciencia ordinario.

Crece en zonas sombrías y húmedas, con hojas verdes, pequeñas flores blancas y purpura con una raíz que al bifurcarse toma forma similar a la humana.

Los testimonios sobre la mandrágora y su uso medicamentoso son comunes a lo largo de la historia y estudio botánico, en la mayor parte de los casos concuerdan en la capacidad que tiene la planta para generar un sueño profundo y reparador. Se afirma que esto ocurría con sólo colocar la raíz de la planta en el cuarto donde dormía el paciente, o bien al mezclarla con la comida o cocida en vino. Otra característica de la mandrágora era la de fungir como afrodisíaco y estimulante sexual, así como amuleto para la buena suerte en los asuntos de amor; en este caso la raíz debía ser cortada de una manera específica para que pudiese surtir efecto.







En el antiguo Egipto la mandrágora estaba presente en escenas que reproducían los rituales funerarios, tal vez como medio de ayuda para el alma en su proceso de abandono del cuerpo físico. En el Antiguo Testamento se aludía a los poderes extraordinarios de la planta: Raquel, que era estéril, pudo concebir después de tomar una infusión de mandrágora. La receta para la fertilidad era bien conocida en la Italia medieval y renacentista. Fue una planta adorada y temida, alrededor de la cual se entremezclaron, mito, fantasía y realidad.

La tradición mágica occidental abunda en citas acerca del poder y el uso de la mandrágora. Plinio, fue el primero en tratar oficialmente su carácter antropomorfo y la categorizó en femenina (mandragora negra) y masculina (mandrágora blanca). Desde Galeno hasta Lucio Apuleio, durante todo el período Romano se encuentran referencias en relación a las cualidades de la planta. Se aconsejaba una mezcla de opio, mandrágora y beleño en partes iguales para utilizar como anestésico durante las amputaciones o las incisiones. Esto habla de su potencial para desconectar la conciencia de la realidad física y su efecto narcotizante.






En Europa Occidental, durante la época de la inquisición se prohibió cualquier práctica de tipo mágico y la “planta-hombre” se convirtió en patrimonio de las brujas y de la magia negra, conservando sus características mágicas a un nivel popular. Pero con qué finalidad utilizarían las brujas a la mandrágora? Se dice que, en combinación con otras hierbas, las brujas producían un ungüento que al untarlo en la piel les permitía volar, o en leguaje mágico, tener experiencias extra corpóreas para acceder así al plano astral.







Quienes juzgaron a Juana de Arco la acusaron de llevar oculta en la ropa una raíz de mandrágora, de la cual se dice que obtenía su maravilloso poder de adivinación y su don de mando. Las voces que oía eran proferidas, según ellos, por la mandrágora.



Pero también durante la Edad Media se la consideró el mejor de los medicamentos. Se aplicaba en forma de cataplasma o se tomaba en caldo. Curaba la languidez, la jaqueca y los dolores de cuello. Hildegard de Bigen detalló sus virtudes en el siglo XII : tomada con vino, la mandrágora ahuyentaba la melancolía del alma y reanimaba a quien sufría náuseas. Y Pierus Valerian, nacido en 1477, afirmaba que al arder la planta el humo poseía una fuerza que fluctuaba entre el veneno y el sueño.

Según algunas tradiciones la mandrágora nacía en los cementerios, a los pies de los patíbulos y principalmente de la orina o esperma que un ahorcado emitía en el momento de la agonía, por lo que había que buscarla en los lugares donde ocurrían estos suplicios. El esperma, fuente de vida, fecundando la tierra, hacía germinar esta extraña planta de forma humana. Esta imagen impactante encierra un simbolismo profundo: es una planta ligada a procesos de vida-muerte -renacimiento. Ella es guardiana de secretos ligados a los misterios fundamentales de la existencia, al igual que otras plantas sagradas.






Sin embargo, dentro de la imaginería medieval se pensaba también que la planta estaba a merced del demonio, por lo que era necesario rezar antes de ingerirla.

Viejas leyendas afirman que era preciso seguir ciertas precauciones para recoger la mandrágora de la tierra: escoger el día propicio, que podía ser el viernes, día de Venus, o en el sabbat, es decir, el sábado. Unos aconsejaban la oscuridad de la noche y otros el alba. También los primeros días de septiembre parecían ser adecuados. Planta consagrada a la Luna oscura, Hécate, diosa de las encrucijadas, de lo irracional y lo atemporal. La noche y la luna, la mandrágora curaba la epilepsia y ahuyentaba a los demonios.






Al extraer la planta estaban presenten múltiples riesgos. El primero era el aroma, por ser tan fuerte podía generar gran malestar en quien se acercara demasiado, de manera que era necesario tomar en cuenta la dirección del viento para no ser afectado por su olor nauseabundo. La tradición afirma que la planta al ser extraída gritaba tan fuertemente que era capaz de matar a quien intentara hacerlo de forma incauta. Sólo un mago iniciado lo haría de forma prudente, teniendo en cuenta las precauciones y rituales correspondientes. Sin embargo tampoco existía uniformidad en este punto. Por ejemplo, en los textos de botánica se dice que a la mandrágora la rige Mercurio, mientras que otras fuentes afirman que el martes es el día adecuado para extraerla, lo que sugiere su afinidad con el planeta Marte. Si nos centramos en la propiedad conectora de la planta con otras realidades, la función mercurial parece ser acertada. Ella es una suerte de psicopompo, como el dios Hermes.


En otros textos se afirma que su cualidad “de humor frío y moderadamente seco” así como “astralmente influenciada por Saturno” indica que debía recogerse el día sábado o en la noche entre el viernes y el sábado. Tal vez esta asociación tenga su origen en la relación directa de la mandrágora con las brujas y sus celebraciones o Sabbath.







Una vez que el mago hubiese superado toda esta incertidumbre y escogido el día adecuado, podía durante la profundidad de la noche llegar hasta un cementerio para buscar la planta. Vestido con una túnica negra y elementos lunares blancos, con manos y pies descalzos, procedía -con un cuchillo con mango de ciprés en una de sus manos- a recitar sus oraciones hacia el cielo, ataviado con indumentos tales como una tiara de plomo, brazaletes del mismo metal y un anillo con la forma de la serpiente que se muerde la cola (símbolo de la eternidad). Una vez colocado en la posición indicada y escogido el momento adecuado, debía trazarle a la planta un triple círculo mágico alrededor y grabar en su corteza la triple señal de la cruz. Un perro negro entrenado para hurgar la tierra le ayudaría a arrancar la raíz: se ataba una cuerda alrededor del cuello del animal y al correr en pos de su amo llevaría consigo la planta entera, mientras lanzaba gemidos de niño herido. A continuación se sacrificaba al perro a las divinidades subterráneas y se enterraba en el mismo agujero de donde había sido extraída la raíz. Está claro que según este ritual no podía tomarse a la mandrágora sin dejar nada a cambio, interesante imagen que nos recuerda que nada podemos esperar del mundo espiritual sin estar dispuestos a dar una ofrenda o sacrificio.





Si el mago se equivocaba en la realización de este complejo ritual, su fin estaba sellado. Y aún más, si acaso la intención del mago escondía sed de poder y dominio o deseo de poseer la mandrágora por avaricia, se encontraría preso entre la locura y el suicidio.

Una vez arrancada, se decía que era espantosa la semejanza de la raíz de mandrágora con el cuerpo humano. Era preciso bañarla, alimentarla con leche o vino, vestirla de rojo y blanco –colores alquímicos- para ahuyentar a las potencias demoníacas que quisieran apoderarse de ella. Había que cuidarla y mimarla. Después conservarla en un armario bien protegido o en una caja en cuya tapa se hubiese dibujado una horca, un ahorcado y una planta. Traería así felicidad, riquezas, salud y ahuyentaría las fuerzas negativas.

La mandrágora contenía el alma de los desesperados y quien la poseía podía salir ileso de los atentados y volverse invisible. La planta indicaba también dónde estaban ocultos los tesoros, fecundaba a las vacas y les daba doble leche. Y si habían sabido cuidarla con esmero, al cumplirse siete años de haber sido arrancada se transformaba en un niño.






Se observa en el imaginario de la mandrágora la ambivalencia en sus efectos y lo complicado del  ritual para su obtención.  Es una planta con una doble identidad: en el hombre cura el cuerpo y el alma pero de la misma forma puede llevarlo a la destrucción. Otorga un sueño reparador pero también provoca la locura. Puede matar sin piedad pero es un remedio contra el veneno de las serpientes. Es un anestésico que permite realizar intervenciones quirúrgicas pero puede provocar alucinaciones terribles. Es símbolo de la incertidumbre y de la ambigüedad.

Gracias a Paracelso podemos encontrar respuesta a esta aparente dualidad cuando describe la fuerza curativa del veneno:

“En todas las cosas hay también un veneno, y nada carece de él. Sólo de la dosis depende si un veneno es veneno o no… Separo lo que no pertenece al Arcanum de lo que actúa como Arcanum y le doy la dosis correcta… y entonces la formula es correcta. Lo que hace bien al hombre no es ningún veneno, sólo lo que no le sirve, lo que le daña, lo es” .

Para el Dr Krumm Heller los magos-médicos se ocupaban de esta planta “para extraerle la parte de Dios que cura enfermedades”, pero también podía ser utilizada por los brujos; “para hacer el mal”.

Hoy sabemos que esta planta –como muchas otras plantas sagradas- puede ser utilizada para inducir experiencias extracorpóreas, lo que implica el abandono conciente y momentáneo del cuerpo físico para introducirse en la realidad del plano astral. Bajo esta perspectiva, es una planta que conecta con la realidad psíquica personal, pudiendo producir efectos que pueden ser de cualidad elevada o  aterradora... dependiendo de la vibración, experiencia y mundo interno de quien la ingiere.

2.1.10

La Casa X

La ambición jamás se detiene, ni siquiera en la cima de la grandeza.
Napoleón Bonaparte. Emperador francés.


Napoleón Bonaparte. Sol y Mercurio en Leo en Casa X


La Casa X corresponde al momento en que el Sol alcanza el máximo brillo en su recorrido diario por el firmamento. Regida por el signo de Capricornio y el planeta Saturno, es una Casa Angular, eminentemente social, externa, formal. Los planetas que se encuentren en este sector de la carta natal se mostrarán de forma clara, evidente, abierta.

Tradicionalmente se asocian las energías en la casa X con el punto de mayor realización profesional y social, la capacidad de ascender y lograr puestos de autoridad a nivel laboral, y ser figura pública. Representa los objetivos logrados gracias a los esfuerzos del individuo, el éxito obtenido como consecuencia del trabajo.

En ella reside la normativa vigente para el momento histórico de la persona según los valores sociales y la cultura, representa el “deber ser” y el comportamiento socialmente aceptado. La X es un sector de inserción e identidad social: Quién soy en el mundo, puede ser una frase que resume parte de su significado. Sin embargo los planetas presentes y los aspectos que reciban mostrarán cómo se siente la persona en relación a lo que el mundo espera de ella y cómo se conecta con la normativa y las leyes de su época.

Por oposición a la X, la Casa IV es una casa intimista, familiar, de consanguinidad. En ella prevalece el afecto de forma incondicional y las relaciones cerradas. La X es una casa “patriarcal”, le cierra la entrada a lo afectivo, las emociones no interfieren en el proceso de aprecio personal y el respeto se gana por el esfuerzo.

En este sector de la carta natal podemos ver qué tan conectada está la persona con lo que sucede en su entorno, qué tanto le interesa pertenecer o gozar de cierto Status y el tipo de relaciones sociales que posee. Las figuras de autoridad, los jefes, los gerentes, son personajes de la Casa X. En astrología clásica se decía que era la casa de los Reyes, la realeza, los gobernantes y los aristócratas. Son todas imágenes de personajes que se encuentran en la parte superior de la escala social, que gozan privilegios, honores y respeto.


Luis XIV

Sol y Mercurio en Virgo en casa X

Planetas en la X

El Sol en la casa X indica iniciativas y ambiciones profesionales, interés y necesidad de integrarse al colectivo. Figura de autoridad, gerente, jefe. Para una mujer, probable éxito de la pareja (o tendencia a buscar parejas exitosas…). Mal aspectado trae problemas familiares, cambios en la profesión, interrupción de la misma. Ascenso y caída social.

Con la Luna se ve favorecida la gestión de negocios o bienes inmuebles. Posibilidad de cargos públicos y políticos. Para el hombre indica una pareja poderosa o de condición social elevada. Puede indicar carrera artística. Mal espectada indica problemas en el trabajo ligado a mujeres, inestabilidad profesional y cambios continuos en las metas profesionales.

Mercurio muestra brillo intelectual, ideas que se logran expresar e integrar al colectivo. Vínculos sociales formales, muchas veces de interés para poder ascender en la escalera social. Actividades mercuriales: transportes, prensa, tipografo, escritor, bailarin, radio o TV. Colaboración profesional con hermanos. Inarmónico da la tendencia a tener problemas relacionados con robos, engaños, desacuerdos. Intrigas, y desprestigio por errores de valoración.



Alessandra Ferri.
Bailarina. Mercurio en Géminis en la cúspide la X


Venus favorece la realización profesional y protecciones. Posibilidad de carrera artística ligada a la moda, cosméticos, artículos de belleza. Para un hombre indica vínculos afectivos con colegas y la ayuda e intercambio profesional con mujeres. Mal aspectado trae vinculos poco gratificantes y dificultades para relacionarse con mujeres porque percibidas como figuras de autoridad y poder.

En la tradición se dice que Marte en X sestá asociado a la carrera militar, trabajos ligados al “hierro” como la industria metalurgica, herrería, también aquí entran profesiones como la medicina y política. Marte otorga gran fuerza, iniciativa y determinación para alcanzar las metas profesionales. Mal aspectado puede traer cambios imprevistos por impulsividad en decisiones ligadas a la vida laboral, problemas frente a la autoridad, peleas por competitividad.


Pablo Picasso

Saturno, Neptuno, Kiron, Jupiter y Plutón en Casa X en Tauro


Jupiter da protección y suerte en el ascenso e integración social. Contar con ayudas para entrar en círculos de poder económico. Inarmónico son cambios en la fortuna por exceso de confianza, deshonestidad y querer aparentar más de lo que se es (o se tiene). Máscara social. Conducta amoral por excesos y necesidad de gratificarse.

Con Saturno hay posibilidad de alcanzar puestos importantes en la administración publica, y en instituciones publicas o privadas. Se reconoce a la persona por su seriedad y responsabilidad. Favorece la actividad inmobiliaria. Problemas con figuras de autoridad, no poder realizarse y quedar “castrado”, pérdida de posición y prestigio.

Encontramos con Urano a la persona original, con dificultad para encajar en la normativa de su época. Necesita realizar actividad profesional independiente por incapacidad de someterse a la autoridad. Informal, trasgresor y en extremo, antiético. Trabajos y profesiones uranianas, de avanzada, creativo. Electricidad, telecomunicaciones, genética. Cambios y crisis repentinas relacionadas con la vida profesional. Pueden ser personas que aportan avances importantes para el colectivo pero no son comprendidas en su momento histórico.

Neptuno da el potencial para ctividades artísticas y de conexión con las necesidades del colectivo. Profesiones de ayuda, sociólogo, terapeuta, sanador. Inarmónico puede mostrar la incapacidad para definir el propio lugar en el mundo. La persona se queda vagando hacia donde lo lleven las corrientes del colectivo y no define su postura, predomina la confusión y actitud acomodaticia. La persona se mimetiza dependiendo del ambiente social en el cual se encuentre. También la persona se “disocia” de lo que sucede a su alrededor.

La necesidad de lograr posiciones de poder se relaciona con Plutón en X , esto puede llevar a la elección de una carrera autónoma con la finalidad de no depender de nadie y tener el control. Profesiones plutonianas, psicólogo, psiquiatra, ocultista, medico forense, trabajos ligados a la industria del sexo. Si se tiene cargos públicos o políticos luchas de poder encubiertas, corrupción.



Hugh Hefner,
fundador de Playboy. Pluton en Cancer en X trígono Luna en VI


Aspectos a planetas en la X

La cuadratura desde la Casa I pone en conflicto la necesidad de autoexpresión, de Ser, frente al Deber Ser. Este conflicto de energías trae una suerte de renuncia a un aspecto que valoramos: o se vive la propia vida (I) o se renuncia a la necesidad de reconocimiento e inserción en el mundo (X). Puede haber miedo a la autoridad o a asumir puestos de autoridad.

La cuadratura desde la VII indica la imposibilidad por de lograr aceptación social debido al vínculo de pareja o bien se elije pareja para ascender socialmente, por deseabilidad social.

Es probable que la formalización del matrimonio se encuentre limitada por los prejuicios y la normativa social. En general, muestra la dificultad para establecer vínculos fluidos y libres de conflicto.

A. Einstein

Sol en Piscis en X con Mercurio, Lilith y Saturno en Aries.

El trígono desde la Casa II ayuda a la realización de importantes metas materiales y ser reconocido por lo que se ha construido con paciencia y constancia. Desde la Casa VI el esfuerzo en el trabajo permite lograr puestos de autoridad después de haber transitado por trabajos de menor importancia y haber aprendido la humildad. La persona con este trígono puede ser un muy buen gerente o jefe que comprende y ayuda a crecer a sus empleados.

La oposición a la IV indica el conflicto entre la vida íntíma y estar expuesto a la vida pública. Dificultad para integrar ambientes opuestos, estar en dos escenarios que son difíciles de conciliar como son la vida doméstica y la vida laboral, las relaciones familiares y el medio ambiente social. Esta oposición indica además la posesión de bienes inmuebles y su alquiler (arrendador casa X, arrendatario casa IV)

El sextil con la VIII indica realizar alguna actividad relacionada con la administración o el manejo de dinero, buena remuneración gracias a la actividad profesional, ventajas financieras que ayudan al desarrollo profesional. El sextil con la XII permite estar en el mundo sin pertenecer a él. Trabajos en hospitales, cárceles Por ejemplo, un escritor reconocido (X) que se mantiene al margen de la alfombra roja y realiza su trabajo en retiro (XII).

Con el quincuncio desde la V, la persona, por más talentosa que sea le costará mucho adaptarse a las demandas del medio para lograr éxito. Por ejemplo, un pintor (V) que estudia publicidad porque es a través de un título (X) que se le abren las puertas. O un actor que acepta un guión que no le satisface para mantenerse en la vida pública.

Puede indicar también a una madre que no ve casi a sus hijos (V) por exceso de responsabilidad en el trabajo (X) , o un hijo no reconocido.

Shakira.
Mercurio y Marte en X en Capricornio trígono Jupiter en Tauro en II

El Quincuncio desde la III, puede indicar alguien que es víctima de habladurías y chimes que lo someten al escarnio público, también por mediación de un hermano (III) se ve puesta en duda la respetabilidad de la persona (X). Puede indicar también alguien que se ve sometido a muchos desplazamientos e inestabilidad debido a su trabajo: un vendedor, que tiene que ir de ciudad en ciudad para cumplir con las metas de la empresa (X)