4.12.08

Frida Kahlo Analisis Carta Natal



Este es un análisis bastante resumido de la compleja Carta Natal de Frida Kahlo, mi interés es dar algunas ideas interpretativas e intercambiar opiniones sobre estudios astrobiograficos, que considero son una excelente oportunidad de práctica y aprendizaje. En este link pueden tener detalles sobre la vida y obra de la pintora.




Sol en Cáncer a 13 casa XI
Conjunción Neptuno
Conjunción Júpiter
Conjunción Nodo Norte
Conjunción Lilith

Oposición Marte en Capricornio casa V
Oposición Urano en Capricornio casa V

El Sol y lo Masculino

El Sol es la energía que venimos a desarrollar, la semilla que traemos para nuestra realización. Lo que somos en potencia y esencia. En la carta de una mujer representa a figuras masculinas importantes, al padre, la pareja hacia la cual nos sentimos atraídas u otras figuras masculinas que ejercen impresión sobre nuestra psique. El Sol podemos vivirlo por identificación y de no ser así, lo vivimos proyectado.
Como primer análisis podemos ver en el Sol de Frida Kahlo a su padre: un hombre de origen alemán, extranjero (conj Sol/Jupiter) quien ejerció una fuerte influencia sentando las bases en el amor que Frida sentiría por el mundo de las imágenes, de hecho era fotógrafo (conj Sol/Neptuno). Esta energía Solar más adelante se manifiesta en la relación de Frida hacia Diego Rivera, pintor (Sol/Neptuno), muralista, a quien conoce en ambiente académico y través del cual ella entra en contacto con el extranjero (Júpiter). La posición política de Diego Rivera la encontramos también en la conjunción de Sol con Neptuno (comunismo) y en la casa XI que son todo tipo de asociación y afinidad intelectual grupal. Neptuno es la ayuda e interés por los desposeídos y la sensibilidad que permite la identificación con los más necesitados.
Continuando con el análisis de las figuras masculinas, el Sol también puede representar al médico, el Dr Eloesser quien siguió a Frida en a lo largo de su enfermedad, quien además de se su Dr , era un amigo con quien ella desahogaba sus temores y angustias.
El Dr Eloesser vivía en el extranjero y era una importante figura de apoyo (Júpiter), podemos pensar que ejercía sobre ella un efecto sanador (Neptuno)
Hubo otras relaciones importantes de Frida con hombres: su relación con el fotógrafo extranjero Murray, el escultor americano Noguchi y con León Troszky. Vemos como se repite el tema del origen y cultura diferente a la propia (Júpiter) y cómo representaban energías Neptunianas (fotografía/ escultura en Murray/ Noguchi y comunismo en Troszky).

Podemos pensar que para Frida el contacto con hombres que la conectaban con el extranjero era una manera para ella encontrar su identidad y reafirmarse -dentro de sus orígenes mixtos-, con su “mexicanidad”.


El Sol y la Identidad

Vemos el Sol en Cáncer, la búsqueda de su identidad, de sus orígenes. Frida se vestía con los trajes típicos de su tierra y era muy buena cocinera (Cáncer). El nacionalismo era una posición muy marcada de su personalidad. Desdeñaba lo que venía del extranjero y lo expresaba abiertamente, tal vez como una forma de poder afianzar su identidad, de reconocerse como Mexicana sin influencias externas. La manera como lograba reconocerse era por la diferenciación. Pero la influencia foránea estuvo presente toda su vida. También quiso llevar a México más allá de sus fronteras y utilizó la pintura para mostrar los colores de su país.
La conjunción de Sol/Neptuno/Júpiter en Cáncer pudo llevarla constantemente a sentirse diluida entre sus orígenes y las influencias externas. Su vida siempre se movió entre el ambiente materno/mejicano y el paterno/extranjero. Ella era una extraña mezcla de ambas, por más que diera la batalla. Pero la vida siempre la llevó hacia otros destinos. La paradoja máxima es que su reconocimiento y éxito como pintora llegan en París (Sol:Realización- Neptuno:Arte- Júpiter: Reconocimiento social, extranjero).


En el cuadro Frida coloca la familia paterna del lado de las aguas, extranjeros, la familia materna ligada a la tierra. Interesante imagen de su Sol en agua y su luna en tierra.


Lo trágico como camino hacia la Individuación
Frida inicialmente desea estudiar medicina (profesión de ayuda, asociada a Neptuno como forma de sanación) pero un accidente de tranvía que le deja secuelas para toda la vida la deja postrada en una cama por meses. El accidente ocurre el 17 de septiembre de 1925. Las posiciones celestes que llaman la atención para ese día son

1.- Fue un accidente trágico y violento, fue una experiencia que marcó profundamente su sexualidad, su femineidad y la forma de percibirse como mujer, madre y de manejarse con su sensorialidad. Ese día estaba en el cielo la conjunción marte/sol en Virgo en oposición a Urano a 23 de Piscis cuadrando a la conjunción natal de Frida,Venus/Plutón en Géminis.
2.- Esta experiencia fue vivida como una violación, ya que su útero fue atravesado por una vara de hierro que le imposibilitó llevar adelante sus embarazos. Plutón se encontraba a 14 de Cáncer, en conjunción a su Sol y en oposición a Marte y Urano ambos retrógrados en Casa V, la casa de los hijos, y en Capricornio, el signo de la tierra infértil.
3.- Frida se mantuvo inmóvil por un mes en el hospital, con la columna fracturada entre otras consecuencias. Saturno transitando Escorpio en la casa III, la casa del movimiento y el desplazamiento.
4.- Júpiter a 12 grados de Capricornio, amplificando la vivencia del eje V-XI detonada por Urano y Plutón.
5.-. Convalecencia, inmovilidad y contacto con la pintura. Nodo Norte en conjunción a Mercurio en casa XII. Fue una experiencia trágica que la conectó con su destino.

Es en este estado de convalecencia (Neptuno) Frida empieza a experimentar con la pintura para ocuparse y mantenerse activa. A través del sufrimiento convaleciente en casa es que aparece su verdadera vocación: La pintura (Sol/Neptuno/Júpiter).


La Mujer trasgresora

Frida fue una mujer atípica y adelantada para su época (Sol/Urano). Una mujer de paradojas. Nacionalista y conservadora de las tradiciones patrias (Sol en Cáncer), revolucionaria, irreverente (oposición Urano en Capricornio). Fundía en su mundo opuestos de luz y sombras. Esto lo podemos observar en sus oposiciones en las casas V-XI. Su vida social activa, la pertenencia a grupos de lucha y artísticos en contraste con su gran necesidad de protagonismo, excéntrica y avida de autoexpresión.
Se manejaba con soltura con hombres y mujeres, viviendo una sexualidad libre de prejuicios (Urano casa V). Tuvo relaciones íntimas con mujeres, y eso lo podemos entender desde la necesidad de explorar nuevas formas de relación y la impulsividad de la conjunción Urano /Marte en casa V, hasta la fusión de la identidad del Sol con Neptuno
A esta configuración se une la presencia de Venus en Géminis en conjunción a Plutón que puede indicar infidelidad, bisexualidad, sufrimiento por amor y relaciones tormentosas. Es interesante este aspecto natal como se expresa en la infidelidad de Diego Rivera con la hermana de Frida (Venus en Géminis), situación que la lleva al divorcio .

El Sol en Cáncer y la Maternidad Frustrada

La energía del Sol en Cáncer como expresión de la maternidad queda como una fantasía, una ilusión, una decepción y sufrimiento (Neptuno). Es el sueño no realizado.
La presencia de Urano y Marte retrógrados en la casa V –casa de los hijos- muestra experiencias karmicas ligadas a la maternidad. Después del accidente (Sol/Urano/Marte) Frida no pudo concretar la maternidad y sufrió varios abortos los cuales fueron muy traumáticos.
La presencia de Lilith ( luna negra) en el stellium amplifica las viviencias de sufrimiento generadas por el vacío de los hijos y muestra lo desgarrador de las vivencias de pérdida: soledad, incomprensión, vacío, frialdad.
Nos indica además la relación con la madre de distancia emocional, lo que está confirmado por su luna natal aislada del resto de la carta. Poco integrada. La amamantó una nana, ya que su hermana nació 11 meses después que ella.



Henry Ford Hospital


Estas experiencias las plasmó en sus cuadros, pero también fue capaz de sublimar este proceso (Neptuno): no pudo ser madre pero a través del arte plasmó su identificación con la energía de la Madre Universal, que podemos apreciar en este cuadro titulado el Abrazo de amor del Universo















Eje Nodal Capricornio/Cáncer

La presencia del eje nodal en Cáncer y Capricornio más los planetas que los acompañan muestran su dualidad entre la tradición, lo autóctono, la vida íntima en contraste con la vida social, la ruptura de las normas y la trasgresión. Frida se movió entre ambos mundos. Su primer viaje a USA la sume en esta dualidad. Entra en contacto con una ciudad anónima y es allí donde experimenta la lejanía de los afectos y la frialdad de vivir la experiencia de los abortos en soledad. Se debate entre la frialdad de la industrialización y la calidez de sus recuerdos. Es el año de 1932, el día 4 de Julio tiene su segundo aborto, con Venus retrógrado en Cáncer, Novilunio en Cáncer junto a Plutón y Urano a 23 de Aries activando el eje Nodal. Evidentemente esta última posición es un actualizador del karma e relación a las vivencias asociadas a la maternidad.


Frida la Pintora
"Es una cinta de seda alrededor de una bomba"
André Breton

Cuando Frida se separa de Diego empieza un período de crecimiento profesional y expansión hacia otros destinos. Se pudiera decir que internamente comienza a integrar su energía Solar, ya no la proyecta sino que la vive por identificación. Esto queda plasmado claramente en su obra , donde se viste de hombre y se corta el pelo, Autoretrato con pelo cortado



Autoretrato con pelo cortado
Psíquicamente es un intento primitivo de integración del Animus. Para el año 1939, al mismo tiempo que se divorciaba de Diego Rivera, lograba éxito y renombre internacional. Expone en Nueva York (1938) y París (1939). Es reconocida en el medio artístico de la época por André Bretón y los pintores del movimiento Surrealista. Para el año 38 Jupiter -planeta de la vocación, el extranjero y el reconocimiento social- desde Acuario tocaba por trígono a Venus/Plutón en casa X y en el año 39 a su Stellium en Cáncer.


Lo que el agua me dió

Frida y la Autoimagen

Mucho se ha dicho sobre la tendencia de Frida de pintarse a sí misma y de su presencia en casi todos sus cuadros. Se ha hablado sobre la presencia de narcisismo, y pudiera ser una forma de entenderla, Ella decía : "me retrato a mí misma porque paso mucho tiempo sola y soy el motivo que mejor conozco más por explorar".
Astrologicamente, encontramos estas posiciones planetarias que hacen referencia a la autoimagen:
.- Su ascendente Leo, signo que necesita expresarse , el reconocimiento y la autoafirmación constante. Es como si dijera: en la medida que los demás me ven , entonces mi presencia se hace real, existo.

.- Dos planetas en la casa V, la casa del talento y de aquello que tenemos para mostrar como creadores, es la casa de la autoestima. Marte y Urano muestran una presencia fuerte, de rasgos masculinizados (Marte) y con un toque de marcada diferenciación. Es decir, Frida era Frida y nadie se parecía a ella.

.- Su Mercurio natal en Leo en la casa XII. Mercurio en Leo es autocentrado y autoreferencial, la casa XII es la fusión del ego en el todo. Entiendo esta posición como si ella hubiese podido conectar con la fuerza del inconsciente colectivo siendo su propia fuente y su propia inspiración. Su reflejo le permitía crear imágenes surrealistas y trascender lo personal para así sumergirse dentro de la memoria del colectivo. Si su condición física la mantuvo postrada durante meses en soledad y confinada por períodos a silla de rueda (Mercurio en XII), se tenía a sí misma y a su mundo interno donde ella era la protagonista.

Frida el Cuerpo y el Sufrimiento
Kiron en casa VI
Mercurio casa XII
Saturno en Piscis en VIII

En 1913 Frida enferma de Poliomelitis ( Urano en tránsito en oposición a Mercurio natal en casa XII). Esta enfermedad deja secuela en su pierna, la cual queda más corta. En el colegio la llamaban la coja. Posteriormente tiene el accidente en 1925 con las secuelas de por vida.
De 1930 a 1934 sufre tres abortos y amputación de dedos del pie derecho. Saturno en esos años estuvo transitando su casa V (hijos) y casa VI (cuerpo).


En 1950 es operada 7 veces de la columna y permanece 9 meses en el hospital, debe empezar a tomar calmantes constantemente para el dolor. La pierna derecha es amputada hasta la rodilla. .- Saturno transitaba su casa I y llega a la oposición con Saturno en Piscis natal en la VIII detonando los aspectos natales. .- Neptuno en tránsito desde Libra estaba en cuadratura a su Sol Neptuno. Es interesante que los calmantes y toda anulación del dolor pertenecen a Neptuno. .- Ese año Marte retrógrado en Libra/Virgo cuadraba su Stellium y su Venus Plutón. Virgo, signo de la salud y Marte retrógrado como símbolo de problemas con la resistencia física y vitalidad.



La Venadita: una obra que muestra al arquetipo de Kiron, a pesar de las heridas en el cuerpo ella sigue pintando y en movimiento.


La llegada de la Muerte
En este cuadro, la presencia de la muerte siempre al acecho, como una bomba de tiempo sobre su cama.

Frida muere el 13 de Julio de 1954. Si observamos, su Plutón natal es el "primer"planeta del Stellium, es decir, que durante toda su vida Plutón estuvo transitando por conjunción y activando el resto de los aspectos natales. La convivencia con la muerte se desencadena desde el momento en que Plutón toca el Sol. Una vez que deja el Stellium, transita la casa XII, una de las casas más densas y difíciles de comprender. Fue una vida plutoniana, que finaliza con la entrada de Plutón al Ascendente.

Para el día de su muerte:
Plutón en el Ascendente: Marcando el gran final y en sentido concreto un cambio de cuerpo
Neptuno: A 23 grados de Libra en trigono a Venus: las drogas le ayudaron en el útimo período a soportar el dolor físico. Este planeta cuadra el eje nodal que está a 23 grados.
Urano: En conjunción al Nodo Norte: Liberación.
Saturno: En Escorpio en casa III, misma posición de cuando tuvo el accidente en 1925. Ciclo de Saturno de 28/30 años. Energía que de forma crónica y lenta la fue deteriorando, inmovilizando y confrontando con la muerte (Escorpio)
Jupiter: En Cáncer sobre el Stellium, nuevamente la idea de la liberación. Y el reconocimiento social. Su funeral estuvo muy concurrido -600 personas- y con gran presencia de compañeros del partido comunista.
Marte: retrógrado a 27 grados de sagitario, en cuadratura partil a Saturno natal en la VIII. Si recordamos cuando Frida estuvo en el hospital durante 9 meses, marte también estuvo retrógrado por oposición tocando a Saturno.
Venus: en Virgo cuadrando la Luna natal.
Mercurio: Retrógrado en Cáncer en conjunción partil a Lilith. Secreto en torno a su muerte.
Sol: Conjunción partil a Jupiter, nuevamente la idea de la liberación. Es interesante que se maneja la hipótesis que por misericordia y debido a la presencia de la intensidad del dolor f'ísico Diego Rivera ayudó a Frida a morir. El Sol sobre Júpiter pudiera dar luz sobre esta teoría? No lo sabremos jamás porque la fuerte presencia de Neptuno y Plutón no nos permitiran develar el secreto, sumado a Mercurio retrogrado sobre Lilith.

El Moises

28.11.08

Análisis tránsitos de Patrick Swayze



No sabía que Patrick Swayze estaba enfermo con cáncer de páncreas. Ayer vi la noticia y como me impresionó, inmediatamente me interesó conocer su carta para tratar de entenderlo, por lo menos astrológicamente.

La intención de este escrito es ver cuáles tránsitos y progresiones están influyendo directamente sobre su condición física. No es un análisis extenso, sólo unas consideraciones puntuales para quien desee profundizar posteriormente, ampliar y compartir comentarios o aportes.








Si desean ver la noticia la pueden conseguir aqui

1.- Lo primero que vemos es el Sol en Leo a 25° en la cúspide de la Casa XII con doble cuadratura a Marte a 24° de Escorpio en la III y a Júpiter a 20° en VIII. El Sol está en conjunción al nodo sur a 21° y Plutón a 21°. Todas estas energías están siendo activadas por Neptuno.

Las dos energías de vitalidad (Sol y Marte) están recibiendo el tránsito de Neptuno desde Acuario: esto implica debilitamiento progresivo y silencioso, falta de vitalidad y fuerza, espíritu de lucha apagado. No sólo a nivel físico sino principalmente a nivel psíquico. Pudiéramos pensar que se cansó de luchar y su cuerpo ya no responde, por eso el cáncer se expande de forma insidiosa y silenciosa (Neptuno).

2.- Una pregunta sería si el actor tendría una depresión desde hace años (Neptuno transitando en oposición a su stellium en Leo desde el año 98 aprox tocando la Luna, Mercurio, Pluton y ahora al Sol) que cobró fuerza con el tránsito de Saturno en Leo (2005/2007). El cáncer se manifiesta con la cercanía de Saturno a Venus en su casa XII (enero 2008) y la cuadratura de Neptuno a Marte natal.

3.- Saturno en XII es aislamiento, retiro. En este caso por enfermedad y convalescencia. Pemanenecia en lugares de cuidado. Estar desvalido, sentir el cuerpo como una prisión. La oposición celeste Saturno/Urano está en sus casas XII/VI. El eje del cuerpo y la psique.

4.- La cuadratura Natal de Júpiter desde la VIII a Marte y al sol puede ser el acelerador del cáncer. Recordemos que todo lo que toca Júpiter lo aumenta y acelera, lo positivo y lo negativo. Júpiter natal está siendo tocado por Júpiter en tránsito desde Capricornio en la IV. Esto puede significar el apoyo familiar y sobretodo tener las posibilidades económicas para sustentar los tratamientos, que deben ser bien costosos. Indica muchos gastos y poder pagarlos.

5.- Estuvo experimentando con un tratamiento nuevo para el Cáncer. Esto está representado por el tránsito de Urano en casa VI (casa de la salud y el cuerpo), que estuvo en trígono a Urano en casa X a 16° de Cáncer. Esto también puede indicar su cambio de cómo es percibido por la gente.

6.- La carta progresada muestra al Sol en Libra que estuvo en conjunción al Saturno progresado hace dos años (depresión , que se confirma con el tránsito de Saturno por Leo desde 2005/07) y que ahora está en el punto medio del Neptuno natal y progresado a 19° de Libra.
Es decir, Neptuno por tránsito toca al Sol en oposición y el Sol progresado toca a Neptuno por conjunción. Es demasiado Neptuno para tolerarlo en el plano físico.

Sol Progresado



7.- Mercurio progresado a 3° de Escorpio está en cuadratura partil a la luna natal a 3° grados de Leo. Creo que esto indica además de las despedida de su familia, su cambio de imagen producto de la enfermedad.

8.- Venus progresado está a 19° de Escorpio. En cuadratura partil con el eje nodal y con Júpiter progresados. Esto puede estar indicando la conciencia de la muerte y como indica en las noticias, estar despidiéndose de sus seres queridos, en particular de su esposa.

9. Está viviendo su segundo retorno lunar. La Luna progresada ahora está a 23° de Leo. Un punto clave en relación a todas las energías anteriormente descritas. El mes que viene tocará a Marte por cuadratura a 24° y en Enero la conjunción al Sol.

Seguiré escribiendo si surge alguna otra idea.

29.10.08

Anima/Animus



Katie Melua I cried for you


Interesante imagen de integración del Anima.

19.10.08

La Casa V


Normalmente, aquellos que poseen un gran talento, son ingenuos.

Montesquieu (1689-1755) Escritor y político francés.

La casa V es la segunda casa de fuego, se corresponde al signo de Leo y al Sol. Vimos que en la casa I el Yo hace su aparición en el plano físico, de manera que en la Casa V expresa y muestra lo mejor de sí. Es la Casa de la autoexpresión, los talentos y las aptitudes. Si en la Casa I somos sin necesidad de reconocimiento, en la Casa V necesitamos la admiración y los aplausos.

Tradicionalmente es llamada la casa de la creatividad, ya que es la expresión de la divinidad latente en lo humano. Es el sector donde somos capaces de crear a partir de la nada; donde mostramos nuestra esencia de manera particular e individual.

Psicológicamente, esta Casa se relaciona con nuestro “niño interno”. Es la parte más infantil o ingenua de nuestra psique que nos permite dejar a un lado las barreras de expresión de Yo, dándole la libertad suficiente para expresarse y mostrar lo más autentico de sí. En la V logramos ser creativos independientemente de las opiniones ajenas y las críticas. Aquí podemos dar rienda suelta a nuestras aptitudes, habilidades y sentirnos orgullosos por aquello que nos hace ser diferente de otros. Disfrutamos siendo nosotros mismos y el reconocimiento de los demás frente a nuestras obras.

La capacidad para jugar, para divertirse, para saber vivir el presente, ser espontáneos y auténticos así como la autoestima, la seguridad en sí mismo, creerse el mejor y el favorito son características pertenecientes a este sector. (Sol, Júpiter, Urano). Pero por carencia también el miedo al ridículo, la inseguridad, el temor a dar las propias opiniones, el aburrimiento y la incapacidad para disfrutar pertenecen a la V (Saturno, Plutón).



Es la Casa de las artes escénicas, el espectáculo, el teatro y toda actividad recreativa y lúdica. Actores, creativos en el área publicitaria, productores, cantantes, animadores, tienen planetas en la V. Los ambientes infantiles, parques, espacios dedicados al esparcimiento y al disfrute son de este sector. También las discotecas, casinos, bingos, fiestas y celebraciones. El planeta que allí se encuentre dará el matiz correspondiente a la expresión de la energía primaria de la casa. Las personas que se dedican al trabajo con niños o actividades que implican el contacto con los mismos pueden tener energías en esta casa, por ejemplo un pediatra, un recreador, un maestro, un cuidador, un psicólogo infantil, etc.

La Casa V es también la casa de los hobbies, es decir de aquella actividad recreativa y/o creativa que disfrutamos en nuestro tiempo libre. Al respecto es interesante el hecho que muchas veces llamamos hobbie a la verdadera vocación, sin embargo hemos terminado desplazándola como actividad secundaria debido a las presiones sociales. Por ejemplo, el ejecutivo que en sus horas de ocio se dedica a tocar música “porque siempre es lo quise hacer” sería un ejemplo de una casa V bloqueada (una cuadratura desde la casa II).

Desde el punto de vista orgánico, físico, los hijos son los personajes de esta Casa. De manera que en este sector podemos ver las experiencias o vínculos karmicos con los hijos, nuestra forma de relación con ellos y la manera en que asumimos la maternidad/paternidad. Los planetas que allí se encuentran nos contarán la dinámica con los hijos, pudiendo indicar también la personalidad de uno en particular.




Los problemas de fertilidad los encontramos en la V, (sobretodo con cuadraturas a la casa VIII), ya que son la expresión de una creatividad que se ha visto coartada y bloqueada. Es importante analizar sobretodo la presencia de planetas retrógrados para poder comprender los procesos subyacentes y tener una comprensión más amplia del proceso. El tránsito de Júpiter por esta Casa pudiera ser de ayuda si se desea iniciar un tratamiento de fertilidad (hay que analizar la carta en conjunto).
En la V también se puede vivir la experiencia de la maternidad en contra de la propia voluntad, teniendo que asumir la responsabilidad de un hijo aunque no se haya buscado concientemente la vivencia (Por ejemplo Saturno en la V)

Las relaciones amorosas sin compromiso son de la casa V. El noviazgo, las aventuras, las relaciones recreativas sin convivencia pertenecen a esta casa, de manera que cuando del noviazgo pasamos al matrimonio nos “mudamos” de la casa V a la casa VII. Una casa V muy poblada por planetas puede llevar a la persona a la necesidad constante de buscar la gratificación del Yo (como los niños) centrándose más en el disfrute que en la responsabilidad. En la casa V podemos ser como niños, para bien o para mal, en el sentido que de la ingenuidad espontánea podemos pasar al narcisismo y a la incapacidad de reflejarnos en el otro… y pasarnos la vida preguntando : “mami, por qué la luna me persigue”?

Esta casa nos permite disfrutar de la vida, vivir espontáneamente, centrarnos en el presente y sentir que nuestras creaciones también tienen el poder de incentivar a otros a desarrollar sus propios talentos.

14.9.08

La Casa IV

Mis bisabuelos maternos con sus 14 hijos. Siete hembras y siete varones. (Italia entre 1925-1930)



Aquellos que nunca se preocupan por sus antepasados jamás mirarán hacia la posteridad.
Edmund Burke (1729-1797) Político y escritor irlandés.



La Casa IV es la segunda casa angular. También llamada Fondo del Cielo (Imum Coeli) se le asigna el signo de Cáncer y a la Luna como planeta asociado en el zodíaco natural.

Esta es la Casa que habla de los orígenes, de nuestros ancestros, de nuestras tradiciones y costumbres, en ella encontramos la herencia psíquica, material, genética y cultural derivada de la familia. Al ser una Casa de agua, contiene elementos inconscientes que pertenecen a nuestros antepasados: ellos continúan actuando en nuestra vida bajo forma de costumbres, tradiciones, automatismos o… fantasmas.

En la Casa IV encontramos el punto de referencia para la identidad y el sentido de pertenencia grupal gracias a los lazos de sangre y al apellido. Si bien la familia nos otorga una forma de identificación y seguridad -es el grupo de pertenencia primario- también puede generar en nosotros una suerte de dependencia psicológica que atenta contra nuestra individualidad y la posibilidad de encontrar nuestros verdaderos intereses, gustos y formas de entender la vida.

Las personas con planetas personales en esta Casa tenderán a ser muy familiares, con cierta dificultad para lograr la separación del hogar. Sus vidas girarán en torno a la familia de origen e intentarán prolongar los valores y tradiciones que fueron inculcados por sus padres. Generalmente la presencia de varios planetas en esta casa muestra círculos familiares cerrados, donde lo exterior es percibido como amenazante, diferente, que atenta contra los valores tradicionales. Esta dinámica a su vez genera más aislamiento y la tendencia del clan familiar a mantenerse separado del medio social.

En un sentido psicológico, la Casa IV es la Madre. Para la corriente de la Astrología psicológica este sector y los planetas que allí se encuentren representan a la madre y cómo es percibida subjetivamente por el consultante. Hay otras vertientes que afirman que este sector representa más bien al padre, ya que es él quien otorga el apellido. Esta es una consideración cultural, ya que hay países en los cuales el apellido es dado por la madre.

Independientemente de padre o madre, es importante considerar quién ejerce la función materna. Es decir, quien se ocupa de las actividades de cuidado, alimentación y atención del niño en sus años de formación. Por este motivo prefiero considerar que los planetas que se encuentran en la Casa IV, más que referirse a un progenitor en particular, describen una atmósfera o ambiente familiar y lo cómodo o no que pudo sentirse la persona en él. Con Júpiter encontramos un ambiente seguro y generoso, abundancia y necesidad de vinculación social. Con Saturno un clima austero, seco en la expresión de las emociones y exigente, lleno de responsabilidades. Urano mostrará aire de desapego, el corte del cordón umbilical de forma temprana y abrupta . Neptuno, un ambiente ambiguo, bohemio y espiritual mientras que con Plutón secretos, represión y tabúes.

Interpretada en conjunto con la Luna natal, la Casa IV y los planetas que allí se encuentren nos darán un panorama amplio sobre cómo ha sido la niñez de la persona, del sentimiento de seguridad emocional y la fuerza que ha ejercido y sigue ejerciendo la familia en su vida.


En el plano más concreto este sector habla de la casa como espacio físico. Todo lugar que tenga un techo se encuentra representado por este punto de la carta. De manera que también oficinas, locales, terrenos, inmuebles, propiedades, están representados en ella.

La forma en que construimos y nos relacionamos con el concepto de hogar lo encontramos en la IV. Aquí podemos ver si la persona tiene techo propio, si vive errante, si a pesar de los esfuerzos no logra tener la casa que tanto añora, si vive
lejos de la familia o si no ha logrado salir del nido.

En cuanto a actitud frente a la familia tenemos quienes pudiendo, no desean volver más a su casa de origen, quienes se van y no vuelven, quienes no quieren regresar pero las circunstancias los obligan a hacerlo…. son tantas las situaciones ligadas al lugar de origen, al pais, al hogar, a la casa, a la madre… y todas ellas pertenecen a la esfera del IV.

Las constelaciones familiares de B. Hellinger son un ejemplo claro de la energía de la Casa IV a nivel terapéutico. Según esta corriente, la familia como sistema repite a lo largo de las generaciones los conflictos inconscientes no resueltos como una forma de reestablecer su equilibrio interno. Los secretos, tabúes, traumas, son reeditados por los miembros una y otra vez hasta que no se hayan sanado las heridas. La función de esta terapia es redimir la historia y dinámica familiar de manera conciente para no continuar recitando de forma automática los libretos que no nos pertenecen. Las familias cargan con “guiones” o mitos, arquetipos que rigen su estructura: problemas de dinero, de salud, accidentes, secretos, muertes, etc. Ir a los orígenes y desempolvar los arcones de las fotos de familia a nivel psíquico es también trabajo de la casa IV.

Astronómicamente esta Casa es el punto de mayor oscuridad, representa el momento en que el Sol está “oculto”, o bien la media noche. En este sentido se simboliza como la Casa “del final de la vida” haciendo referencia que allí podemos ver cómo serán los últimos años de vida de la persona (no la muerte -que es un tema específico de la casa VIII). Una vez que se ha salido del hogar, realizado -o no- la propia vida, hay un retorno, una re conexión psíquica con los antepasados. Es una manera de “repliegue” de la psique, de retorno a los orígenes, de volver a estar en contacto con la energía primordial creadora que nos contuvo ante de llegar al plano físico. Allí queremos estar de nuevo con quienes nos precedieron, con la finalidad de reencontrarnos, tal vez para poder tener una mejor comprensión de nosotros mismos gracias a la energía del clan. Tal vez esa energía que en algún momento rechazamos con vehemencia, seamos capaces de honrar desde la conciencia de pertenencia.

13.9.08

La Casa III



La escritura es la pintura de la voz
Voltaire


La Casa III es la casa de la mente concreta, se relaciona al signo de Géminis y al planeta Mercurio en su expresión aérea.

Evolutivamente, si la casa I es el nacimiento y la casa II el desarrollo de la sensorialidad, en la casa III se empieza a desarrollar el mundo mental. En la casa II aprendimos a adaptarnos al mundo con el cuerpo, mientras que en la casa III aprendemos a hacerlo a través del intelecto. En este sector encontramos el potencial de la mente y de los procesos de pensamiento. Gracias a la estimulación externa y al intercambio con el medio ambiente inmediato, surgirá la adaptación. Esta retroalimentación constante permitirá incorporar información nueva, registrar y almacenarla para el futuro, favoreciendo así la asimilación del mundo externo a la psique.

Aquí tenemos el desarrollo del lenguaje –verbal y gestual- como medio de comunicación con nuestros semejantes y todos aquellos medios de expresión que permitan vincularnos con nuestro entorno.

La curiosidad hacia el mundo y la necesidad de comunicar pertenecen a este sector, pero también la búsqueda de información sin la debida profundización. Es una Casa ágil, rápida, intermitente, dispersa, versátil y cambiante.

La manera como aprendemos, como incorporamos información, la procesamos, expresamos y recordamos está presente en esta Casa. Aquí podemos ver cómo han sido los primeros años de estudio, la capacidad de adaptación al medio escolar y el rendimiento durante el periodo fundamental de aprendizaje de la escolaridad formal. Por ejemplo, Saturno puede indicar inseguridad respecto al rendimiento y éxito en los estudios pero también puede otorgar una gran estructura mental y método a la hora de aprender. Seguramente será la sensación de inadecuación respecto a las propias capacidades, que llevara a la persona a la búsqueda de seguridad a través de la auto disciplina. Urano indicara una mente agil, curiosa, eléctrica, que aprende rápido pero que se aburre con facilidad, trayendo problemas de adaptación porque el ritmo mental es acelerado y por momentos errático. Es el típico caso del niño que en clase molesta a los compañeros pero que no presenta problemas de rendimiento porque incorpora la información de forma acelerada.

En esta Casa también podemos ver si hay algún tipo de problema o dificultad de aprendizaje, también si hay algún tipo de limitación física ligada a los órganos de los sentidos que interfiera en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Los planetas retrogrados con aspectos tensos mas otros indicadores en la natal pudieran dar luz sobre esta temática.

La Casa III nos indica los intereses de la persona, hacia que tipo de contenidos se siente atraído o siente curiosidad, también las capacidades intelectuales y el potencial mental a desarrollar. Venus o Neptuno pueden otorgar sensibilidad para la escritura y la expresión a través de la poesía.

El timbre de voz y la forma de hablar se pueden discriminar en esta Casa, asi vemos si la persona grita (Marte), si habla dulcemente de forma melodiosa (Venus), si se hace sentir sin hablar (Pluton), si es capaz de conectarse con nuestras necesidades intuitivamente (Neptuno), si gesticula demasiado (Mercurio), si habla mucho (Jupiter), si piensa antes de hablar (Saturno)….

Los personajes de la Casa III son los hermanos. Ellos son quienes sirven de conexión con el mundo, son los intermediarios con el medio ambiente, amplían nuestro marco de referencia y nos permiten vincularnos con realidades diversas. Ellos favorecen la capacidad de adaptación al medio porque facilitan el intercambio con los pares. En el caso de los hijos únicos, es interesante ver si hay planetas en esta casa -generalmente los hay- ya que indicarán la energía a trabajar de forma conciente para lograr una mejor adaptación al medio ambiente.

Los planetas en esta Casa nos pueden estar indicando el tipo de vinculo con los hermanos o bien indicar algún hermano que es particularmente significativo en nuestra vida. Con Plutón es el hermano que muestra la Sombra en la familia, tal vez sea el problemático del cual no queramos hablar. Urano es la relación intermitente y desapegada con un hermano irreverente y rebelde, con Neptuno un hermano artista al que no vemos mucho y que poco sabemos de su vida.

Recordemos que cada planeta en nuestra carta es un aspecto de nuestra psique pero también son personas de carne y hueso que sirven de reflejo para re-conectarnos con nuestra interioridad .

Tradicionalmente la Casa III es la casa de los viajes cortos, todo tipo de desplazamiento que no implique la salida del territorio donde hemos nacido. Por eso se dice que son los viajes internos o locales. En este sentido es una casa con un fuerte potencial de inestabilidad. Es probable que personas con muchos planetas en este sector tiendan a tener un movimiento y desplazamientos físico pronunciado. Por ejemplo un vendedor que necesita viajar constantemente para promocionar sus productos o servicios, pero también quien vive lejos de su trabajo y necesita recorrer distancias amplias para llegar a el puede tener energías importantes en este sector.

Todos los medios de transporte pertenecen a esta Casa y también los medios de comunicación. Choferes, taxistas, escritores, periodistas, tipógrafos, publicistas, mensajeros, carteros, son todas actividades relacionadas con esta Casa.
En este sector también podemos ver la tendencia a los accidentes en medios de transporte durante viajes o desplazamientos, de aquí la precaución que se debería tener cuando están activados por tránsitos.

Esta es la Casa del intercambio y las conexiones con el medio ambiente inmediato, que contiene un rango muy amplio de manifestaciones: puede oscilar desde el chisme estéril hasta la curiosidad sana que nos conecta con personas y situaciones que enriquecen nuestra vida y nos llevan al desarrollo de la mente.

28.7.08

La Casa II



El hombre se aproxima con su obra a la gratificación de sus deseos
S. Freud.


El sector de la Casa II está asociado al signo de Tauro y al planeta Venus. Tradicionalmente los temas de esta Casa describen cómo se maneja el individuo en relación al dinero y a las posesiones. Sin embargo este sector encierra muchos otros significados.

Podemos afirmar que es la más “concreta” de las Casas astrológicas. Aquí, la conciencia se encuentra enfocada en la producción y acumulación de bienes, dinero, objetos, cosas. El trabajo es sobre lo físico, lo evidente, lo inmediato.
El dinero de la Casa II es producto de lo que el individuo es capaz de producir por si mismo, sin ayuda de terceros. Es además el dinero líquido, aquel que nuestros ancestros guardaban “bajo el colchón”: símbolo de la conciencia de ahorro y conducta racional como protección frente a los imprevistos.

En este sector podemos entender cómo es nuestra actitud frente al dinero y a los recursos materiales, cómo los manejamos, si somos capaces de producir, de guardar, de compartir y de multiplicar nuestros bienes y en consecuencia, nuestra sensación de seguridad. Los peligros de esta casa se originan en el extremo apego a la materia, siendo desmesurada la ambición que deriva en avaricia. Las virtudes de esta casa se asocian a la sencillez (ser feliz con lo necesario) y a la generosidad.





Desde la interpretación karmica, los planetas/signos que se encuentren ubicados en la casa II indicarán el tipo de actitud heredada frente al dinero y las posesiones así como las pruebas asociadas.
Júpiter mostrará una actitud de despreocupación y optimismo, pensando que siempre existen forma de encontrar abundancia. Generoso, piensa en grande siendo su lema “tanto tienes, tanto vales” Mucho gana, mucho gasta. La prueba es sobre el despilfarro y la valoración de los demás por lo que tienen.

Para Saturno todo lo obtenido será producto del esfuerzo y de un trabajo lento, metódico y pausado, con el tiempo verá recompensado su esfuerzo en estabilidad. Deberá aprender a estructurarse económicamente y así vencer sus temores ligados a la desposesión material. Ahorrativo, austero, no se da demasiados gustos y prefiere limitarse en los gastos.

Urano, impredecible. Diversifica y se reinventa para ganar dinero. No se apega al mismo pero sabe que este puede proporcionarle libertad para hacer aquello que realmente desea. El dinero es la herramienta, no un fin en sí mismo. Hoy tiene, mañana… quien sabe.

Neptuno muestra tendencia al desprendimiento, tal vez por la incapacidad de comprender el mundo material. Constante sensación de arena movediza. Difícil para este planeta sublime comprender la naturaleza de esta Casa.


Para Plutón el dinero y los bienes son poder, a través del mismo siente que puede lograr lo que quiere, es dominio y manipulación. Cambios importantes en la vida económica, intensos y determinantes.

En un sentido más psicológico, la casa II es la casa que sustenta la existencia. Si con el Ascendente tenemos la entrada del alma a la vida y su hábitat en el cuerpo físico, en la casa II encontramos el mantenimiento de la vida misma. Ahora el alma necesita acoplarse al cuerpo y el medio que dispone es su sensorialidad. A través de sus sentidos puede explorar el mundo, explorarse, conocerse, saber quién es.


Sigmund Freud a través de su teoría pansensualista ( y no pansexualista como equivocadamente se cree) describió el proceso de crecimiento y formación del Yo a través de la exploración corporal y el descubrimiento de las zonas de placer. El cuerpo como herramienta de adaptación a la vida y generador de angustia y/o gratificación (sensaciones de hambre, sueño, dolor, etc). Por eso la casa II también representa a la capacidad de autogratificación en el plano físico, es decir, la masturbación. El Yo aún no conoce de vínculos en esta Casa, por eso se vincula consigo mismo.

Los personajes de la Casa II son todos aquellos que son “dueños”, es decir quienes han logrado poseer un bien producto de sus propios medios. Podemos afirmar que esta Casa representa a la propiedad privada, la necesidad visceral humana de poseer. Esto nuevamente nos remite a los primeros años de vida cuando un niño pequeño dice “mío”. Pero… no somos niños, ¿será que debemos desarrollar cualidades más maduras y salir de las vivencias básicas y autocentradas que nos separan de los demás?

Estamos apenas en la Casa II, empezando la rueda zodiacal. El Yo comienza su formación, aprendiendo a estar en el mundo a través de vivencias básicas, de supervivencia, por lo que sencillamente no puede ver “más allá”. En muchas esferas de la vida somos tan básicos! La Casa II nos recuerda lo elementales que podemos ser. Tenemos aún diez Casas por explorar, donde se espera que la conciencia se expanda progresivamente hacia una comprensión trascendente.

No podemos negar –ni debemos- nuestra corporeidad y nuestra naturaleza básica sensorial, pero sí podemos pasar a través de ella, disfrutarla, conocerla, darle el espacio que se merece sin dejar que se posesione de todo nuestro ser.

23.7.08

La Casa I: El Ascendente



El cuerpo no es más que un medio de volverse temporalmente visible. Todo nacimiento es una aparición.


Amado Nervo (1870-1919)
Poeta, novelista y ensayista mexicano.




La casa I es lo que conocemos como Ascendente. Su nombre hace referencia al signo que se encuentra ascendiendo al Este para al momento del nacimiento. En la rueda zodiacal está asociada al signo de Aries y al planeta Marte. Se dice que es la casa del Yo y marca el punto de entrada del alma en el plano físico, quedando sellada al cuerpo con el primer hálito de vida.

Por su analogía con el planeta Marte, indica el momento de separación física de la madre, ese instante en que nos convertimos en individuos y comenzamos a vivir nuestro programa de vida. Ya no estamos contenidos en el útero materno, ahora debemos ser capaces de respirar por nuestros propios medios. Es justamente el primer respiro el que nos conecta con la vida terrestre y permite que las energías del plano astral empiecen a fluir por nuestros vórtices energéticos o chakras. De esta manera se establece la conexión energética del individuo con el cosmos, siendo los chakras los canales de interacción con las energías planetarias.

Sin duda el Ascendente representa un momento de transición, un punto atemporal ente inconsciente y conciente, entre la vivencia intrauterina y el mundo externo. Si hay planetas muy cercanos al Ascendente nos pueden dar información sobre el momento del nacimiento: si fue un parto complicado donde estuvo en peligro la vida del nativo (Plutón), si fue rápido sin complicaciones (Júpiter), lento (Saturno), atípico (Urano).

El Ascendente asociado al momento del nacimiento, al gran comienzo, indica la manera como tendemos a afrontar las situaciones nuevas de la vida, los cambios. Es la forma como enfrentamos la vida misma, como percibimos la existencia. En cierta forma puede asociarse al arquetipo de la Iniciación. Júpiter en la Casa I nos llenará de entusiasmo y optimismo, tal vez nos haga esperar demasiado de las situaciones y ser exagerados en nuestras percepciones. Saturno puede hacer que tengamos miedo al cambio y mostremos la tendencia a la soledad como forma de defensa frente a la incertidumbre de lo nuevo.

La Casa I es un punto de evolución en el tema natal, como casa angular es un sector de gran intensidad energética donde podemos tener mayor control sobre nuestro destino, ya que en esta casa nos hacemos concientes de nuestra identidad y del poder personal frente a la vida. Si hay planetas en la Casa I, estos mostrarán su influencia amplificada hacia el resto de la carta. Así como los planetas posicionados en el horizonte muestran un mayor tamaño (debido a un fenómeno perceptivo), aquellos que se encuentren en el Ascendente irradiarán su energía con mayor intensidad.

Para los antiguos, la Casa I marcaba el temperamento, es decir las características constitucionales dadas por lo biológico, determinando la morfología corporal y ciertas características psicológicas asociadas. La teoría de Hipócrates sobre los 4 humores puede ser una forma de aproximación a esta comprensión y servir de analogía con los cuatro elementos y las cuatro funciones de la conciencia propuestas por C. G.Jung.

Dentro de la tradición astrológica el Ascendente dota a las personas de ciertas señas físicas asociadas al signo que allí se encuentra. Un ascendente Escorpio tendrá la nariz aguileña y mirada profunda, un geminiano no podrá mantenerse tranquilo durante mucho tiempo, el Sagitariano tenderá al sobrepeso. Sin embargo sabemos que estas generalizaciones rayan en la simplificación y no permiten tener una visión holista e integrada del individuo.

Otro punto de análisis de la casa I está relacionado a la imagen corporal, la auto percepción, la forma como percibimos nuestro cuerpo y en consecuencia cómo nos proyectamos al mundo externo. Es por este motivo que tradicionalmente se suele afirmar que la Casa I es “cómo nos ven los demás” siendo en realidad consecuencia de nuestra proyección personal hacia el exterior.

La Casa I es un punto fundamental a la hora de interpretar un tema natal.
Debemos corroborar la hora de nacimiento con el consultante ya que esta es el punto de partida para el análisis de las casas y de la carta en general.
Tomaremos en cuenta el planeta regente del ascendente y los planetas que en ella se encuentren, así como otros planetas que hagan aspectos al Ascendente.

El Ascendente completa el cuaternario microcósmico: El Sol es el Fuego, La Luna el Agua, Mercurio el Aire y el Ascendente la Tierra, él representa el plano físico, que nos hace partícipe de la realidad terrestre.

30.6.08

Templo de Venus: el deseo y la unión de opuestos



El templo de Venus es la esfera planetaria que contiene toda la carga del Eros, es una energía arquetípica vinculante y relacional. Venus otorga la capacidad para establecer relaciones y despierta en nosotros la necesidad de unión.

En la antigua Grecia la Diosa Afrodita era quien encarnaba el amor, la belleza física, los placeres, la sensualidad; también la capacidad de seducción y la comodidad. Para los Asirios, era Ishtar. En Egipto Hathor, la diosa con orejas de vaca ligada a la abundancia de la naturaleza. En la mitología nórdica Freya mostraba uno de los aspectos más mundanos y humanos del arquetipo: la vanidad.

La prostituta Sagrada es también un rostro de este Templo Planetario. En la antigüa Babilonia, antes del matrimonio, una mujer virgen debía ofrecerse al primer extranjero que llegara al recinto del Templo. Ella era la contenedora del goce y el éxtasis de la Diosa, siendo la iniciadora de los hombres en los misterios de los placeres sensuales. El vínculo con el hombre extranjero representaba la vivencia de la sexualidad libre de prejuicios, sin reclamo ni posesión. Siendo el recipiendario de la energía del Eros en el plano físico, su función estaba encomendada a la Diosa, dejando de lado cualquier sentimiento de pertenencia. Ella era el disfrute y la fuerza de la energía vinculante encarnada.

Venus representa entonces la vivencia de la sensorialidad y la sensualidad, el amor hacia el propio cuerpo como fuente y origen de satisfacción, la capacidad para gratificarse y disfrutar de los placeres terrestres.



Esotéricamente la energía de Venus está asociada a la necesidad del alma por experimentar vivencias terrestres y sensoriales. Es el cuerpo de Deseos, esa parte de nosotros ávida de gratificación a través de los sentidos. Una buena comida, un vino añejo, una vista hermosa, una casa confortable, un aroma placentero, una caricia de la persona amada.


Venus habla de nuestra apariencia física y la sensibilidad o no hacia la armonía de las formas. Donde se encuentre en nuestra carta indicará la satisfacción en relación a nuestra apariencia, el cuidado que otorguemos a nuestro cuerpo físico así como las tendencias narcisistas. Juzgar a otros por la apariencia física o por lo que tienen también son facetas de este planeta. La vanidad, la frivolidad, la superficialidad, la banalidad, la falsa complacencia. Limitarse a lo evidente y mantener la conciencia dormida en la comodidad son niveles mundanos y básicos de su expresión energética.




Karmicamente con Venus podemos ver cómo se han trabajado los deseos: si la persona estuvo centrada en su satisfacción inmediata probablemente hoy deba aprender a postergarlos, si ha sido capaz de renunciar a ellos tal vez en esta encarnación reciba dones terrestres, si los deseos controlaron su existencia probablemente hoy deba hacer un trabajo de renuncia, etc.

Con Venus logramos alcanzar la sensación de satisfacción por obtener lo que nos gratifica, es la capacidad de ser felices por la consecución de nuestros deseos. Por el contrario si vivimos deseando quimeras tal vez la sensación de felicidad sea una meta difícil de experimentar.

Energéticamente Venus se asocia a los chacras inferiores, ubicados debajo del plexo solar. Si la conciencia está únicamente centrada en estos vórtices energéticos la persona tenderá a tener un profundo arraigo en la materia y a estar dominada por los placeres. Venus es una energía que nos permite disfrutar de la vida, pero puede dejarnos atados y adormecidos en el mundo de los sentidos. En la Odisea, Ulises es “encantado”, atado a los placeres y a la comodidad por la hechicera Circe. En consecuencia pierde la noción del tiempo y olvida su Itaca, su destino y su meta de realización. De esta manera Venus en nuestra carta, puede retrasar nuestra evolución por apego a los placeres terrestres, por la necesidad de sentirse cómodo y seguro.





La capacidad de seducción de Circe también es un aspecto Venusino. Aquello que no somos capaces de obtener a través de nuestra voluntad, podemos alcanzarlo a través de la complacencia, la atracción, la sonrisa, la amabilidad, la simpatía, el encanto, y la recompensa material. Venus es un arquetipo Anima, Yin, pasivo. Por eso necesita el complemento de Marte. Es gracias a Venus que somos capaces de desear y anhelar cosas, situaciones, personas. Sin embargo, será la energía de Marte en nuestra carta la que nos motivará a alcanzarlas. De no ser así, Venus se las ingenia para activar su potencial atractivo y obtener lo que desea a través de otros.


El karma asociado a Venus tiene que ver con la belleza o la carencia de ella, si uno ha valorado a los demás únicamente por su apariencia física, evidentemente reencarnará en un cuerpo que no le resultará agradable. Esto, como experiencia obligante para desarrollar internamente otros valores que no sean de la belleza externa. De aquí se deriva el tema de la autovaloración, el sentirse o no merecedor de amor y afecto y las consecuencias de esta dinámica personal en la vida afectiva.

Es bien sabido que si no nos valoramos no podemos proyectar esa sensación de bienestar interno a nuestro alrededor y menos disfrutar del amor y los vínculos.

Desde el punto de vista del colectivo, estamos constantemente bombardeados por la energía Venusina, en un nivel de vibración más bien básico. Nos estimulan y venden como deseables únicamente los valores ligados a los placeres materiales que generan confort, comodidad y sensación de posesión, seguridad (Tauro.

Venus, en su faceta Libra es la paradójica carrera contra el tiempo (Cronos, Saturno). Esfuerzos titánicos por eliminar arrugas, piel que sobra, kilos de más deseando formas corporales perfectas, aquellas que parecen tener aceptación y reconocimiento. Juventud, belleza, moda, fashion…. Sin duda Venus es la armonía de las formas, pero no podemos quedarnos en las formas sin contenido, encontramos un cascaron hueco que pierde su expresión natural.




Tal vez sea tiempo de vivir la energía de Venus intentando estar atentos a nuestras sensaciones y nuestra corporeidad desde adentro. Intentando descubrirnos y sentirnos gracias a la sensualidad de nuestro cuerpo, no negándola e inmovilizándola gracias al botox.

Serían diferentes las relaciones si en lugar de vincularnos desde el narcisismo y la autogratificación intentáramos unirnos al otro desde la vivencia del compartir. Entendiéndo a la pareja como un complemento y no como un objeto de nuestros deseos o carencias.

Venus, energía planetaria representada por el círculo sobre la materia, simboliza al espíritu atado a los 4 elementos… pero también es el anhelo de nuestra naturaleza más densa por alcanzar los mundos sublimes.

18.2.08

Symbolon: Un Mazo Astrológico

Este es el reverso del mazo

Hace algunos días me llego este mazo de cartas que pedí vía internet. Ya lo daba por perdido, pero confiando que sería un retraso de la retrogradación de mercurio no perdí las esperanzas (bueno, casi...). Finalmente lo tengo entre mis manos. Por cierto me llegó el día del trígono celeste Sol en Acuario/Marte en Géminis en trígono a mi Mercurio a 26 grados de Libra.


El Symbolon a pesar de estar compuesto por 78 Arcanos no es un Tarot, ya que no tiene la estructura interna de 22 Arcanos Mayores y 56 Menores. Tampoco es un oráculo porque su función no es adivinatoria a pesar que no se descarta su uso en este sentido. El Symbolon recrea símbolos, arquetipos y combinaciones de símbolos transformados en imágenes.



No hay que ser astrólogo para utilizarlo, pero sin duda el manejo de la astrología otorga una mayor amplitud y profundidad interpretativa en su uso.



El autor propone este mazo para explorar la psique, propiciar el autoconocimiento y adentrarse en la dinámica de vidas pasadas. Propone métodos de lectura y sobre estos métodos estructura el manual que acompaña al mazo.

Para quienes estamos familiarizados con la astrología permite además explorar y profundizar el significado de las posiciones y aspectos astrológicos de la carta natal a través de imágenes. Creo que es excelente para quienes trabajan con terapia de vidas pasadas para ampliar imágenes internas. No soy especialista en el área, pero se me ocurre que se puede utilizar como "portal" para adentrarse en estas aguas profundas.



Algunos ejemplos




En una carta natal con aspectos Luna -Saturno (o Cáncer/Capricornio) podemos ver representada esta combinación de arquetipos con el Arcano que lleva por nombre "Reina de Hielo". Como la Luna y Saturno son energías asociadas a las memorias karmicas podemos intuir una vida afectiva que estuvo caracterizada por la dureza en la expresión de las emociones. La incapacidad para mostrar sensibilidad ya que el agua de la Luna se "seca" por la presencia de Saturno.

No sólo nos habla de la cualidad del vínculo afectivo con la madre (fría distante, estricta, exigente) sino del mundo emocional y de las vivencias con las figuras femeninas. Una mujer que de tanto sufrimiento ya no tiene la capacidad de sentir.







Si por ejemplo en la carta de un hombre existen aspectos tensos Venus /Luna hablará de la dualidad y el conflicto entre la búsqueda de la mujer/madre y la mujer/pareja. Esto queda claramente expresado en el Arcano llamado "Las dos caras de Eva" . En una mujer indica la disociación o conflicto entre sus aspectos maternos y sensuales.







Otro ejemplo lo tenemos para aspectos Luna/Neptuno, que responde al arquetipo de "La Bella Durmiente" haciendo referencia a la persona soñadora, evasiva, romántica, que vive en mundos de ensueño con poco referente externo. Habla de una imaginación muy viva y gran sensibilidad pero con la tendencia a vivir de castillos en el aire y con cierto matiz de ingenuidad.






Aspectos Saturno-Urano, aquí la fuerza del Loco representada por Urano queda atrapada en la cárcel de Saturno. La individualidad ha sido castrada y doblegada por las normas de la sociedad. La persona siente que lo mejor de sí ha sido cuestionado y censurado, quedando limitado por cánones estrictos que no le permiten Ser.


Son 78 Arcanos que hay que ir explorando con detenimiento, lo recomiendo ampliamente para estudiantes de astrología ya que proporciona imágenes para las combinaciones de símbolos astrológicos que muchas veces pueden resultar demasiado abstractos.

Aquí hay información en ingles
Existe una pagina web pero está en alemán...


Gracias al trabajo de Guido, encontrarán en MundisTarot información en espanol.

9.2.08

Plutón y la Psicopatía


El trastorno antisocial o psicopatía se enmarca dentro de los trastornos de personalidad. Un trastorno de personalidad es un patrón permanente de experiencia subjetiva y de conducta que se aparta de las expectativas de la cultura del sujeto, tiene su inicio en la adolescencia o adultez temprana, siendo estable a lo largo del tiempo. Quienes padecen un trastorno de personalidad no experimentan ansiedad debido a sus conductas desadaptativas, por lo general no sufren por aquellos síntomas que los demás perciben como patológicos, por esta razón no son susceptibles de tratamiento y carecen de interés para buscar ayuda. Es decir, al no tener conciencia de enfermedad no consideran necesaria una solución o intervención.


Para la clasificación clínica de la psicopatía se han descrito los siguientes rasgos:

1.- Persona con superficial atractivo y buen nivel intelectual.
2.- Falta de sinceridad, uso de la mentira como forma habitual de comunicación.
3.- Inconstancia en las relaciones interpersonales, incapacidad para formar vínculos sólidos.
4.- Falta de vergüenza, remordimiento o culpa.
5.- Conducta social inadecuadamente motivada
6.- Falta de capacidad para aprender de la experiencia
7.- Egocentrismo exagerando e incapacidad de amar
8.- Pobreza e irresponsabilidad en las relaciones afectivas
9.- No persiste en un plan de vida. No logra construir.

En resumen se puede decir que un psicópata es “una persona cuyo comportamiento es predominantemente amoral y antisocial Sus acciones son fundamentalmente impulsivas, irresponsables y dirigidas únicamente a satisfacer sus inmediatos y narcisistas intereses, sin ninguna preocupación por las obvias e implícitas consecuencias sociales, con ausencia de manifestaciones externas de ansiedad o remordimientos por su conducta

Se observa además una falla importante en la capacidad de empatía lo que se manifiesta como frío egoísmo, insensibilidad emocional, agresividad y violencia lo que involucra un daño para los demás o para el colectivo.

El término de psicopatía automáticamente nos conecta con todo aquello que se encuentra más allá de lo socialmente permitido, de la trasgresión de las normas y la naturaleza destructiva del hombre. Debemos pensar que todos somos susceptibles en cierto grado de mostrar "conductas psicopáticas" en ciertos ámbitos de nuestra vida, sin embargo para llegar a ser llamado trastorno antisocial debe cumplir con los criterios anteriormente descritos.

Con el termino de psicopatía nos referimos a la ausencia de Eros y la identificación de la persona con la maldad. De este principio podemos entender por qué no logra establecer vínculos afectivos duraderos, basados en la empatía y el amor. Predominan las tendencias destructivas.

Pero también debemos pensar que un psicópata posee una Sombra, y esta sombra consiste en Eros, por tanto potencialmente lleva en sí la semilla de le regeneración. Que pueda acceder a ella o no dependerá de su nivel de conciencia y de la posibilidad de conectarse con los aspectos creativos y eróticos de la vida.

Tendemos a asociar al psicópata con el ladrón o con personajes de conducta extrema y peligrosa, sin embargo la psicopatía como fenómeno es tan sutil y el psicópata tan inteligente y encantador que no somos concientes de su poder sobre nuestra psique y nuestra vida.

Correspondencias Astrológicas

Todo lo anteriormente descrito nos recuerda a la energía del planeta Plutón y la casa VIII.

Astronómicamente Plutón es el planeta conocido más alejado del Sol, lo que simbólicamente indica su distancia energética de la luminosidad, el calor y la razón. Es la energía más difícilmente identificable para la conciencia, es la oscuridad, lo reprimido, aquello que desconocemos de nosotros mismos. Entre el Sol y Plutón se encuentran todos los demás planetas, que pueden ser entendidos como interferencias o bien como posibilidades de conexión para acceder a la profundidad de Plutón. Es la fuerza del inconsciente actuando de forma invisible e imperceptible sobre nuestras vidas.

Existen dos vertientes de imágenes que muestran las distintas formas de expresión de esta energía, en su función constructiva y regenerativa o bien destructiva y aniquiladora. Cuando hablamos de energías sombrías debemos hacer una distinción entre Dioses Oscuros y demonios, considerando a los primeros como fuerzas que obran en función del bien, donde el mal aparente que pueden infligir a los humanos guarda un sentido para la evolución de la conciencia.

Los demonios muestran el mal arquetipal, donde el fin último es la destrucción y la muerte. Son las facetas que los planetas muestran en sus cualidades y defectos.

Plutón, en su polo constructivo está representado en la mitología Griega por Hades, hijo de Cronos y Rhea, a quien le fue entregado el mundo subterraneo cuando se realizó la repartición de las tierras y mares. El era quien reinaba en las profundidades del Averno sobre las almas de los desencarnados, indicando el poder sobre la vida y la muerte. Al ser un Dios se encuentra a favor de la evolución del alma. Toca los aspectos más oscuros de la misma para invitarla, a través de experiencias límite, a entrar en contacto con la profundidad de la vida y los misterios de la muerte. La Doncella Kore por él raptada para ser su consorte puede ser comprendida como un espíritu virginal que al entrar en contacto con energías densas debe hacer conciencia sobre sus aspectos menos agradables para poder evolucionar. Aquí el sentido del rapto es puramente evolutivo y transformador, es salir de la seguridad de la vida, de las certezas materiales (casa II/Tauro) para entrar la mundo de los misterios, de lo no tangible, de las energías invisibles y aprender sobre el uso constructivo del poder (Casa VIII/ Escorpio).

La polaridad negativa de Plutón en la mitología queda expresada a través de bestias y demonios, como ejemplos, Medusa, la Hidra, las Erinias, las Gorgonas. Son todas figuras que fueron degradando su energía hasta convertirse en monstruos y demonios que a su vez intentan degradar y destruir a quienes conectan con su energía e intentan vencerlos. Es la lucha arquetipal entre el bien y el mal. Estas energías degradadas son netamente destructivas y su finalidad no es la evolución sino la degeneración y la aniquilación.

Los aspectos de Plutón a planetas personales muestran estas dinámicas, las cuales estarán orientadas en uno u otro sentido dependiendo de la configuración armónica o de tensión presentes en la carta natal y dle nivel de conciencia del nativo.

Así Plutón-Sol en su faceta benéfica es una personalidad magnética, que vive experiencias límite conectadas con la muerte y la regeneración con la finalidad de “limpiar” los aspectos sombríos de su alma y poder ayudar a otros en el encuentro con la oscuridad. Los cambios en la vida son radicales y definitivos donde se llega a entrar en contacto con un poder interno que puede ser utilizado para bien o para mal. El lema de Plutón /Sol o del Sol en Escorpio es confrontar al mal sin quedar atrapado, poder entrar en contacto con energías bajas sin ser degenerado por las mismas. Este aspecto si se vive de forma negativa expresa la necesidad de entrar en contacto con los aspectos menos luminosos de la vida pero con un fin autodestructivo y destructor para las personas que se encuentran a su lado. Las facetas más negativas de Plutón/Sol son el uso desmedido del poder, la crueldad y el dominio psíquico de otros, la dinámica sádico/masoquista, donde hay uno que domina (el Plutoniano) y otro que es dominado (pudiendo perfectamente ser también una energía plutoniana degradada hacia el polo sumiso o pasivo). En este sentido podemos entrar también en la dinámica de las perversiones, entendiendo la perversión como la utilización morbosa y antinatural de la energía afectiva o sexual.

Cuando la libido se encuentra localizada en los chakras inferiores y queda reprimida o no es sublimada y canalizada hacia los chakras superiores se pervierte y se manifiesta de forma antinatural, así tenemos las diferentes clasificaciones de parafilias o desviaciones sexuales que tomarán forma dependiendo de las demás configuraciones y energías en juego de la carta.

Plutón en aspecto armónico a la Luna muestra personas de gran intensidad emocional que no se sienten cómodas expresando sus emociones. Sólo pueden compartir las mismas en un ambiente de intimidad y sólo con aquellos que pueden dar seguridad y contención. Hay una gran capacidad para contactar con los mundos internos y la mente inconsciente, pudiendo llegar al fondo de sí mismo a través de una importante capacidad de introspección. Da la fuerza para enfrentar los propios temores y miedos más arcaicos. También hay gran caudal de poderes psíquicos. Los aspectos tensos pueden llevar a la persona a quedar sumergida en miedos y temores que no se logran superar, creando mundos internos de terror y persecución, quedar atrapado por los propios demonios que se retroalimentan de pensamientos obsesivos. También hay una tendencia a manipular emocionalmente y a alimentarse de la energía psíquica de los demás (vampirismo psíquico), este aspecto en particular es bastante represnetativo de la perosnalidad psicopatica, quien utiliza y logra tener dominio emocional sobre otros con la finalidad de satisfacer sus intereses.

Cuando Plutón toca a Mercurio en la carta por aspectos benéficos encontramos personalidades enigmáticas, generalmente calladas y volcadas por llegar a la verdad de las situaciones y el conocimiento profundo de las personas con quien comparte. Conoce bien el poder del verbo y el potencial manipulatorio que posee. No se expone con facilidad y tiende a mantenerse al margen o el anonimato, pasando desapercibido, observando cuidadosamente todo aquello que ocurre a su alrededor. Generalmente hay intereses centrados en estudios de ocultismo, magia, metafísica. La tendencia en general es obsesiva e intensa cuando se aprenden estos temas ya que se entra en contacto con el poder y la utilización de las fuerzas invisibles. La utilización correcta de estas energías dependerá del nivel evolutivo de la persona, es decir, por ser aspectos benéficos no significa que su utilización sea benéfica. Encontramos personas que pueden mentir y manipular teniendo trígonos de estas energías, ya que lo que el aspecto hace es facilitar la intención.
Con los aspectos tensos la persona puede mostrar dificultades para comunicar, temor a lo que los demás puedan pensar u opinar llegando a ser francamente paranoide. Las ideas fijas y obsesivas predominan en este tipo de configuración, siendo difícil el intercambio interpersonal, la adaptación a otras maneras de pensar así como el intercambio de ideas y opiniones. La persona tiene conciencia que el poder se encuentra en el conocimiento. También muestra personas que hacen daño con la palabra, pueden servirse del sarcasmo como forma de defensa.

Con Plutón en aspecto a Venus encontramos que las relaciones íntimas no son fáciles y generalmente pueden estar marcadas por grandes crisis y con los aspectos tensos por pérdidas afectivas importantes. Las relaciones son intensas, a veces secretas, pudiendo desencadenar amores obsesivos donde predominan los celos, las intrigas, las compulsiones, la necesidad de poseer al otro y colocarse en una situación poder emocional. En relación a los celos pueden tornarse patológicos y no permitir que la pareja tenga otros intereses por temor a las “tentaciones”. Sin embargo, generalmente estos temores se vuelven reales ya que la persona, a su vez, por su gran necesidad de poseer puede generar o precipitar la ruptura de la relación. Plutón - Venus también se siente atraída y fascinada por personas que no le convienen, quedando envuelta en situaciones donde probablemente se sienta dominada y obsesionada por afectos intensos, tormentosos y perturbadores. Hay gran conciencia del poder de la belleza y la sensualidad para poseer y magnetizar al otro, así como la utilización de la sexualidad y el dinero como fuentes de seducción.

Plutón con Marte muestra personalidades que actúan desde la sombra, es decir la persona es capaz de hacer que los demás actúen sus deseos sin que estos tengan plena conciencia de sus actos, es el manipulador por excelencia, de tal forma que muchas veces se puede mostrar cruel sin tomar en cuenta las necesidades de los demás. Es una configuración que con aspectos armónicos da una importante capacidad de lucha y supervivencia, proporcionando una fuente de regeneración ante las situaciones de enfermedad donde otros probablemente quedarían aniquilados o derrotados. Es importante el manejo de la cólera y de la ira, con aspectos tensos se puede manifestar como un gran caudal de energía reprimida que puede salir de forma descontrolada, como un volcán en erupción. Se puede también vivir la violencia o agresiones de otros, abusos de índole sexual o situaciones donde la persona es humillada a través de actos que van en contra de su voluntad.

Todo planeta aspectado por Plutón manifestará su energía de forma indirecta, encubierta, invisible, oculta.

Por favor!!!! no quisiera que se entendiera que un Plutoniano es Psicópata!. La psicopatía es un trastorno complejo, donde astrológicamente es necesario que se conjuguen diversas variables:

• La presencia de Urano con su matiz de desapego, frialdad y poca involucración emocional en las relaciones interpersonales (Urano Sol/Luna Urano Asc)
• Un Saturno débil no integrado a otras energías planetarias, denotando incapacidad para sentir culpa, responsabilidad por los propios actos y no poder interiorizar las normas sociales.
• Júpiter fuerte (Júpiter Sol / Luna, Mercurio, angular) llevando a la persona a los excesos en su conducta y con tendencia a actuar desde la ilegalidad para el propio provecho. Está en juego la moralidad.
• Plutón en aspecto partil a planetas personales, descrito con anterioridad. Si bien en este artículo se enfatiza el tema de la psicopatía, se han revisado los aspectos de Plutón a los planetas personales y sus diversas formas de expresión.

19.1.08

La Quinta Dimensión. Acuario

Un regalo para los Acuarianos y un recuerdo.
Yo estaba en la barriga de mi mamá, debe ser que escuchó mucho esta canción embarazada porque me siento de esa época.