19.6.07

Signo del Mes: Cáncer


Misión: Valorar sus orígenes, mantener y consolidar las tradiciones familiares.


Planeta regente: La Luna. Es el satélite de la tierra, no tiene luz propia, refleja la luz del sol. Con sus fases representa los ciclos de la vida, al cambio dentro de una estructura, por eso es la rutina y nuestra cotidianeidad. La luna es nuestro mundo emocional, los cambios de humor, las mareas de las aguas emotivas que suben y descienden. Es el mundo psíquico, la memoria del alma que se preserva de encarnación en encarnación. Es nuestro inconsciene personal, guardiana de los secretos más íntimos, ajenos a nosotros mismos. La Luna, mágica y cambiante, apegos y emciones desbordadas que deben ser trascendidas a través de la voluntad solar.



Imágenes míticas: Todas las imágenes que hacen referencia a la Gran Diosa como madre universal y dadora de vida: el útero materno como espacio sagrado del cual emerge la vida. Para los griegos, Gea, la Gran Madre, genera a Urano y con él da vida a los Titanes. Posteriormente, entre los dioses, es Deméter quien encarna el arquetipo materno.
Entre los atributos de la diosa egipcia Isis se encuentran asociaciones con lo lunar: se pensaba que su energía guardaba estrecha relación con las crecidas del río Nilo. Fue también gracias a sus poderes mágicos, que pudo resucitar a Osiris y conocer el nombre secreto de Ra.


Es la Diosa Madre que concibe a Horus a través de un acto mágico.



Dinámica: Primer signo de agua donde el trabajo a realizar está enfocado en el mundo emocional. Para Cáncer las relaciones humanas sin vínculos afectivos no tienen sentido. Necesita establecer relaciones de afinidad e intimidad con quienes le rodean, pero, tímido por naturaleza, prefiere refugiarse en relaciones conocidas y en el calor de un espacio familiar donde la figura materna juega un rol esencial. Naturalmente orientado hacia el pasado, su memoria emocional es fuerte y vívida; sensible e intuitivo, sabrá adivinar las necesidades de los demás sin mediar palabra. Se refugia en su mundo interno, donde se siente seguro aunque, ciertamente, un poco aislado. Cáncer representa el valor de la identidad personal en relación a los propios orígenes, se reconoce gracias a sus ancestros. Los vínculos de sangre serán muy importantes para los nacidos bajo este signo, y de ellos dependerá mantener el valor de las tradiciones, honrar a su familia y entregar a sus hijos las enseñanzas que a su vez fueron legado de sus padres. En su matiz negativo, Cáncer muestra una gran incapacidad para “cortar el cordón”, ahogando su potencial creativo y manteniéndose tan aferrado al pasado y a sus orígenes que es incapaz de mirar hacia adelante y buscar su diferenciación como individuo. Le genera angustia la idea de salir al mundo y separarse de su medioambiente conocido. La energía de Cáncer nos habla de familias cerradas a las influencias externas, su dificultad para abrirse a lo novedoso, es un signo celoso y posesivo en relación a sus tradiciones y costumbres. Lo que ha conservado por generaciones no lo cederá a menos que se vea forzado.
Energía de pasado, memorias, imágenes y sensibilidad. Poetas, lunáticos, amantes de la noche y las sombras.

Signo Opuesto: Capricornio recuerda a Cáncer que además de su mundo íntimo y familiar existe un mundo social, que en algún momento deberá enfrentar para integrar las leyes y normas del colectivo.

Piedra: Adularia o Piedra de Luna. Es una piedra que favorece la conexión entre el cuerpo y el espíritu. Por ello es utilizada en trabajos de interiorización y para el trabajo con los sueños. Ayuda a alcanzar estados de meditación profunda y a recordar los sueños con mayor claridad.



Planta: Malva. Se utilizaba para atraer el amor y para rituales de protección. Se decía que frotar un ungüento de malva sobre la piel ahuyentaba los demonios y protegía de los efectos de la magia negra.

2 comentarios:

Anubis dijo...

Gracias por el regalo !!! Aprendemos tanto con lo que escribes acerca de los signos zodiacales . Feliz Solsticio !

Anubis

LM dijo...

Gracias a tí por pasar por aquí. Feliz solsticio
Laura