15.12.07

Teoria Psicoanalítica y Astrología


Sigmund Freud (1856 – 1939). Fundador del Psicoanálisis.
Nació en Freiberg (Moravia) y murió desterrado en Londres.


La filosofía de Sigmund Freud está ubicada en el contexto social y cultural de la época victoriana. Como consecuencia de la represión sexual, muchas mujeres presentaban ciertas alteraciones psicológicas y somáticas, y fue justamente con el estudio de este tipo de pacientes (histerias) que Freud fue formulando su teoría. En esos tiempos, la visión de la mujer estaba limitada a los arquetipos de esposa y madre, sólo se le veía como un ente reproductor y maternizador donde el disfrute de la sexualidad no le estaba permitido y por tanto quedaba reprimido. Esta fue una época donde la prostitución constituía el polo opuesto - y compensador- de una feminidad disociada.

Freud, a través de su experiencia práctica, en consulta clínica con estas pacientes femeninas de clase social media alta, observó que las mismas, al reprimir su sexualidad se alteraban emocionalmente y llegaban a su consulta con lo que hoy llamaríamos ataques de pánico, pero que en esos tiempos se entendían como crisis de angustia. Así fue como Freud enunció una teoría completa sobre la Evolución Psicosexual de los individuos, con amplias repercusiones no sólo en la psicología, sino también en otras ciencias. Definió el concepto de libido e hizo notar la importancia que tienen los sueños, los actos fallidos, las fallas de la memoria, etc., en la interpretación del comportamiento. Discutió el papel que tiene el inconsciente y creó una nueva teoría dinámica de la personalidad al enunciar los conceptos de Yo, Súper-Yo y Ello.

Durante los primeros períodos de su actividad científica consideró a la libido como el depósito de la energía proveniente del instinto sexual. En años ulteriores esta opinión fue modificada, y discípulos de Freud, como Alfred Adler y Carlos G. Jung, la ampliaron y modificarion casi en su totalidad. A través de sus análisis, Freud formuló su teoría que se basa en dos premisas fundamentales:

1.- La existencia del Inconsciente Dinámico
2.- El Conflicto Intrapsíquico.

-¿Qué es el Inconsciente Dinámico?
Freud consideraba al hombre como un sistema de energía (líbido), donde la misma fluye, se estanca o es embalsada. Esta energía puede tomar muchas formas en el comportamiento humano pero la meta de toda energía es la satisfacción del placer a través del desahogo o reducción de la tensión.
El hombre es considerado entonces como un ser básicamente irracional que manifiesta su energía instintiva a través de la esfera agresiva y sexual, y a través del proceso de socialización aprende a postergar, controlar sus impulsos y adaptarse a su medio ambiente.
La premisa básica de Freud era que el hombre era un animal, un ser primitivo, dominado por las fuerzas irracionales, de modo que la conducta humana está determinada por fuerzas ajenas a nuestra conciencia. Esta parte irracional e instintiva es lo que él llamó inconsciente. Lo definió dinámico porque se encuentra en constante movimiento y en transacciones con las otras estructuras de la Psique (Yo, Súper-Yo)Psíquicamente el hombre evoluciona continuamente, nosotros no somos los mismos que ayer porque en nosotros se va dando un proceso dinámico de cambio. Esto es lo que analizamos a través de los tránsitos astrológicos. Encontramos entonces una primera importante analogía con la astrología. En cuanto al Conflicto Intrapsíquico, Freud decía que el hombre está constantemente haciendo transacciones para poder satisfacer sus necesidades (Ello) y, al mismo tiempo responder con los roles, las expectativas y demandas sociales (Súper-Yo)


Estas dos premisas, Freud las explicaba en dos teorías que formuló a lo largo de su vida:
1.- Teoría Topográfica : Conciente - Preconciente - Inconsciente
2.- Teoría Estructural: Yo . Súper-Yo. Ello




TEORÍA TOPOGRÁFICA (1913)

En esta teoría, Freud habla de tres niveles en la psique: Consciente, Preconsciente e Inconsciente.
CONSCIENTE: Son los fenómenos que podemos conocer en un momento determinado. La conciencia que tengo yo de mi mismo, de mis procesos y de lo que pasa a mí alrededor. Percibir los estímulos del medio ambiente a través de los sentidos, percibirme y ubicarme como un individuo en relación a otros.
PRECONSCIENTE: Son contenidos que están en el Inconsciente y son susceptibles de llegar a la conciencia.
INCONSCIENTE: Fenómenos que escapan a nuestra conciencia y se presentan a través de manifestaciones como: sueños (lenguaje simbólico), delirios, alucinaciones (sueños despiertos) los lapsus y actos fallidos. El inconsciente es alógico, atemporal y se expresa a través de símbolos, pudiendo condensarse muchas ideas en una imagen o palabra. Hay un mecanismo de defensa que se llama Represión, que hace que todos los contenidos indeseables se mantengan en el Inconsciente. Generalmente estos contenidos están relacionados con la sexualidad y la agresión, es el rechazo de todas las cosas que no nos gustan, que están censuradas socialmente o que nos producen temor. Pero, en el Inconsciente también pueden existir las Potencialidades Creativas (por ejemplo, quiero ser artista pero la sociedad lo rechaza porque es una profesión inestable).Tomando en cuenta lo antes explicado, cuando aplicamos Psicoterapia, algunas personas nos dicen: ¿por qué siempre me pasa lo mismo? Podemos responder porque no hay conciencia y la vida entonces presenta bajo situaciones externas aquello que se encuentra oculto en nuestro inconsciente para que integremos la experiencia a nuestro mundo interno. Jung resume esto en esta frase sencilla pero densa: “Cuando no se tiene conciencia de una situación interna, aparece como destino”. Si no hago conciencia, siempre me va a pasar lo mismo. En una Carta Natal Astrológica, esa situación se presenta como un tránsito planetario (técnica evolutiva-predictiva) que se repite cada tantos años, dependiendo del ciclo del planeta.

TEORÍA ESTRUCTURAL (1923)

En la segunda Teoría - Teoría Estructural- Freud formula los conceptos de Ello, Yo y Super-Yo

¿Cómo explica Freud la interrelación entre estas estructuras? Según Freud, cuando nacemos somos puro Ello y, en su relación con las figuras parentales (Sol /Luna) se va formando y estructrando el Yo. El Super Yo es una estructura más tardía que surge en función de las relaciones con las normas y expectativas sociales (Jupiter/ Saturno).

El Yo se va diferenciando entre el sexto y octavo mes de vida y se establece alrededor del 2do-3er año de vida. Cuando el niño comienza su intercambio con el medio ambiente desea ser gratificado (Ello) por lo tanto el medio ambiente es una fuente posible de placer o descarga de sus deseos o impulsos. El ambiente también es fuente de frustración y dolor ya que todos los deseos no pueden ser satisfechos. La función del Yo es realizar transacciones con el medio para gratificar al Ello manteniendo su adaptación.

Para Freud un punto fundamental de la experiencia psíquica es la relación del niño con su propio cuerpo. Es a partir de su sensorialidad y la relación que establezca con su corporeidad y las zonas erógenas (de placer) que se irá formando su Yo. Al nacer somos pura sensorialidad, el bebé se va adaptando progresivamente a su nueva condición gracias a sus percepiones y sentidos.

El Ello responde al Principio del placer, es decir los instintos: hambre y sexo, satisfacción de las necesidades. Busca aquello que produce placer y evita lo que produce dolor.


El Yo, responde a otro principio, que es el principio de Realidad. Como vimos el Yo siempre está en una transacción entre el Súper-Yo y el Ello… “Como me tengo que adaptar a la realidad tengo que frenar estos impulsos”, Freud se centró en esto. Por eso es que se originan los conflictos: “yo quiero pero no debo”, “me gusta pero eso es malo”…


TEORÍA DEL DESARROLLO



Cuando el niño nace, tiene una relación simbiótica con la madre. Este periodo va desde los 0 - 2 años y Freud le llamó la etapa Oral.¿Por qué Freud lo llamó Oral? El afirmaba que en el cuerpo hay zonas erógenas, zonas que producen placer. Para Freud, vimos que el Yo se va formando a través de lo sensorial. Es decir, “yo voy tomando conciencia de mi cuerpo a medida que lo voy descubriendo”. La zona oral es la más estimulada en los primeros días/meses de vida por su obvia relación con la alimentación. La zona erógena de estos dos primeros años de vida es la boca.

La segunda etapa evolutiva se ubica entre los 2 – 3 años. En esta etapa hay una sensible diferenciación del niño y su madre. Freud la denominó etapa Anal porque el niño a partir de los dos años comienza a controlar los esfínteres y a tener mayor control de sí y de su medio ambiente. Se da cuenta que esta zona es fuente de placer y de control pero empieza a entender que en todas partes no puede satisfacerse. En esta etapa el niño comienza a separarse gradualmente de mamá porque además su sistema locomotor está mucho más desarrollado.

La tercera etapa evolutiva va entre los 4 - 5 años. Es la etapa fálica. Aquí entra el tercero: Yo, Mamá y Papá. El padre rompe con la relación simbiótica del niño con la madre. El padre cumple entonces, la función socializadora temprana para que el niño se separe de la madre. El le ofrece estructuras : lo que se debe hacer, lo que no puede hacer, le da herramientas para salir al mundo y establecerse como un ser Social.

Cuando un niño no tiene a su padre, el espacio psíquico que permita la madre a esa figura es una manera de hacer presencia de lo masculino. Si un padre ha muerto o se ha ido cuando el niño es pequeño y la madre le habla, le muestra fotos, le cuenta como era el padre; el niño a través su mundo interno se va creando una imagen del padre, tal vez idealizada, pero no se imaginan la importancia de tener una imagen en lugar de un vacío. Esto lo observamos astrológicamente con aspectos de Neptuno al Sol.

Freud afirmaba que si una persona tenía una experiencia traumática durante alguna de estas etapas de desarrollo se generaba un trauma y por tanto una fijación en la etapa relacionada con el mismo.

Entonces, ante las situaciones de angustia que lo conectan con esa difícil experiencia, que es básicamente inconsciente; la persona utiliza un Mecanismo de Defensa, que también es inconsciente. La función es disminuir el displacer causado por recuerdos dolorosos. Ese mecanismo de defensa va a depender en cada quien, de la etapa donde se produjo la Fijación.
Para Freud cuando ese niño llegue a la adolescencia o a la edad adulta y reviva a través de sus relaciones la experiencia del trauma, si la fijación es muy grande, tenderá a regresar al punto de la fijación y utilizará los mecanismos defensivos de esa etapa
-Si el trauma sucedió en la etapa Oral, el Mecanismo de Defensa es la Proyección.
-Si el trauma sucedió en la etapa Anal, el Mecanismo de Defensa es el Control
-Si el trauma sucedió en la etapa Fálica, el Mecanismo de Defensa es la Formación Reactiva.
Entre muchos otros mecanismos, esto es a modo de ejemplo. Cuando ese trauma es muy grande y la persona no se encuentra en capacidad de solucionar esa situación puede darse una crisis psíquica y la estructura del Yo se rompe generando un síntoma, y se puede transformar en una Patología.

La Patología en la etapa oral, son la Psicosis, Psicopatías. En la etapa Anal, son las Neurosis; y en la etapa Fálica se origina la Histeria. Esto a modo de resumen, espero que los clínicos no se molesten por esta simplificación.

Aplicando todo esto a nivel astrológico, vamos a buscar las analogías a la Teoría de Freud.
El Consciente, el Yo está representado por el Sol. (en otras teorías, de corte más trascendente o espiritual el Yo es mucho más que la conciencia).
La manera de relacionarnos (el lenguaje verbal, lineal y estructural), la adaptación al medio ambiente, por Mercurio. Este Proceso Secundario es verbal.
El Inconsciente está representado por varias energías: la Luna (necesidades), con Neptuno (lo irracional y Simbólico), Plutón (instintos sexuales y agresivos).
Podemos además relacionarlo con los Hemisferios Cerebrales. El Pensamiento racional Secundario corresponde al Hemisferio Izquierdo y el simbólico Primario al Hemisferio Derecho. El inconsciente está asociado a los poderes del cerebelo.

ESTRUCTURAS DENTRO DE LAS ENERGÍAS PLANETARIAS

SOL: Identidad, Conciencia.
LUNA: Emociones, automatismos. Nuestras necesidades de supervivencia: alimentación, reposo, sentirnos niños, regresivos, retornar a las conductas que nos producen gratificación.
MERCURIO: Permite hacer las transacciones a través de la adaptación al medio y permite percibir el entorno inmediato. Es cómo la persona se relaciona con el mundo. Es el lenguaje verbal (Géminis, aprendizaje, relaciones) “Comienzo a tener interacción con los demás a través del lenguaje, del habla”.
VENUS: Principio del placer, es lo que se desea, amor terrenal, Eros terrenal.
MARTE: La energía de las grandes batallas y objetivos, las cosas por las que uno lucha a través de la fuerza y la valentía. La energía destructiva, agresión. Va a otorgar la acción para relacionarse con los valores sociales Jupiterianos.
JÚPITER: El rol social. Quién es la persona dentro del medio social, el Ideal del Súper-Yo .
SATURNO: La Normativa y Estructura. Ley Social. La norma del Superyo: lo que se puede y no se puede dentro del medio social.Limites.
MERCURIO, VENUS y MARTE van a servir de nexo con JÚPITER. Si no nos relacionamos personalmente no podemos generar relaciones a un nivel colectivo.

El Sol (Identidad Personal) tiene un ciclo de 12 meses está en analogía con el ciclo de Júpiter (Identidad Social) que tiene un ciclo de 12 años.Aquí se manifiesta la relación de lo que “yo Soy” (Ego individual) con lo que “deseo llegar a ser en el mundo” (ideales del Súper-Yo)
Veamos con un ejemplo: “Yo quiero ser artista pero trabajo como Administrador, por eso pudiéramos decir que hay una Oposición de Sol en Piscis con Júpiter en Virgo. Quiero ser artista pero como eso no paga nada, y socialmente no es la carrera ideal, creo que quiero ser administrador. Ahora, cuando hay una buena relación: Me gusta ser artista y soy pintor. Ejemplo de Sol en Piscis sextil Júpiter en Tauro”. Podemos decir que Júpiter es la proyección solar dentro de la sociedad.Es importante remarcar que Freud hablaba de un Conflicto Intrapsíquico en su formulación teórica. Pero existe conflicto entre el Yo y el Ideal del Yo mientras hayan Aspectos desfavorables en una Carta Natal entre el Sol y Júpiter. Pero si no los hay, no existen tales conflictos a este nivel “entre lo que soy y lo que se espera de mí”.

En relación a la Luna, que tiene un ciclo de 28 días, encuentra casi una perfecta correspondencia con el de Saturno, que es de 29 años. Con Saturno y la Luna, encontramos los símbolos planetarios del temor: miedos individuales y miedo social .
En la Luna están todos los temores relacionados con lo emocional: miedo a no ser suficientemente bueno, miedo al abandono, a perder el amor de alguien, a que falte la protección. Lo lunar está relacionado con la supervivencia y el día a día, el yo mundano. Con Saturno, si no se cumple con determinadas normas, con la estructura social, entonces se pierde la seguridad, sobretodo la seguridad material y de jerarquía. Como consecuencia la persona para poder sentirse segura prefiere adaptarse a la presión colectiva, a lo que dicen las normas.
La Luna representa la rutina diaria y Saturno, la rutina social (un sueldo mensual, un buen cargo, seguridad económica).Es aquí donde tomamos conciencia de la forma como la energía de estos planetas se relaciona desde lo más personal hasta el ámbito colectivo.

Cuando se quiera analizar los Planetas Generacionales en la carta Natal es recomendable ver que pasó en el mundo en ese periodo de tiempo, cuando esa persona nació, y esto dará una clara directriz de cómo se están manejando esas energías a nivel colectivo para ubicarlo a nivel personal. Por ejemplo sabemos que con Neptuno en Libra era la época de los grandes ideales y las personas que nacieron bajo esa configuración se inspiraron por la paz de la humanidad bajo el movimiento Hippie, con Neptuno en Escorpio somos la generación de la epidemia del Sida que empezó a propagarse en los 80 cuando Plutón entró en Escorpio.

Volviendo a Freud y buscando analogías con los planetas generacionales no existe en su teoría una estructura que se corresponda linealmente con Neptuno y con Urano. Se pudiera extrapolar, a partir de su teoría, que Neptuno corresponde al proceso defensivo que él llamó Sublimación. El decía que era una manera de transformar la energía Plutoniana instintiva y darle una salida creativa (que no fuera la patología), para Freud el mecanismo más elevado que existía en el hombre es la Sublimación. Es decir, transformar lo más oscuro en algo luminoso a través de los procesos creativos.

Urano, no se puede insertar en su teoría como algo definido porque Freud no trabajó con Urano como tal. En cambio Jung complementó su obra a través del concepto de Individuación (Sol- Urano). En la concepción de hombre de Freud no hay libertad personal porque según su teoría somos seres irracionales dominados por los instintos, es decir hay un determinismo psíquico que no nos permite ser seres libres. Entonces Freud anula (arquetipalmente) la existencia de Urano porque Urano es justamente el planeta que nos conecta con nuestra verdadera identidad más allá del Yo social (Júpiter y Saturno)

ENERGÍAS PLANETARIAS COMO VÍNCULOS



Entre Marte y Júpiter existe un cinturón de asteroides donde encontramos -entre otros cuerpos- los asteroides llamados Pallas, Ceres, Juno y Vesta (nombres de las Diosas griegas relacionadas con funciones sociales vinculantes). Se pudiera afirmar que son energías de transición entre lo personal y lo colectivo. Entre Saturno y Urano está Quirón. Después de Plutón se encuentra el Cinturón de Kuiper. Marte está relacionado con los objetivos que el hombre desea alcanzar y la acción que cumple para concretar esos deseos, insertándose en la estructura y rol social. Es el vínculo entre lo personal y el mundo. Podemos decir que hasta aquí es el hombre promedio que lleva su vida normal de acuerdo a las normas sociales cumpliendo con sus expectativas. Tiene estabilidad, una función social y está satisfecho con lo que hace. Los planetas transpersonales Urano, Neptuno y Plutón van más allá de lo personal llevando al hombre más allá de la conciencia gregaria.
¿Qué representa entonces Quirón entre Saturno y Urano? Representa una puerta de entrada a los Planetas Transpersonales pero a través de una experiencia arquetipal muy personal e individual. Quirón es el Arquetipo del curador herido.
Un Curador herido es aquella persona que a través de una experiencia dolorosa, una herida abierta incurable puede curar a otros. Este personaje podía curar a otros pero no a sí mismo. Quirón tiene que ver con una herida esencial física, moral, mental y espiritual. Esa herida profunda puede llevar al hombre a cuestionarse y a formularse preguntas acerca de la trascendencia de la existencia. “¿Quién soy realmente? ¿Respondo únicamente a un rol social? ¿Qué hay más allá de lo que dice el colectivo? ¿Esta es la vida que quiero tener? ¿Este es el trabajo que me satisface? ¿Me siento pleno?”
Durante estos procesos de cambio de la persona van llegando a su vida personas Uranianas y Neptunianas que le irán dando respuesta a esas interrogantes planteadas.

1.12.07

Signo del Mes: Sagitario



Misión: Descubrir su verdad personal, evitando dogmatismo y fanatismo.

Planeta regente: Júpiter. Los griegos llamaban Zeus a este dios. Para ellos era el padre de los dioses olímpicos, el mismo que luchó contra su padre Saturno y repartió el reino celestial entre sus hermanos: a Neptuno le entregó el reino de los mares y a Plutón el reino de los muertos. Él se quedó con la tierra y el cielo, es decir, gobernó sobre humanos, semidioses y dioses.
Júpiter es el planeta del Dharma, es quien nos conecta con la Ley Sagrada. Si estamos alineados con nuestro destino las cosas fluyen de manera natural. Es lo que popularmente llamamos “buena suerte”. Cuando nos desconectamos de nuestro mito personal estamos en la búsqueda de realidades que no nos corresponden, anhelando lo que otros poseen, generando caos a nuestro alrededor.
Pero Júpiter también es el planeta de los excesos, de manera que en él encontramos la falta de límites, la exageración, el derroche y la incapacidad para asumir responsabilidades. Júpiter no es sólo benévolo como lo describe la astrología tradicional por ello es necesario el complemento del severo Saturno para encontrar el equilibrio.



Imágenes míticas: Los excesos de Sagitario están representados por la figura de Ícaro. Ícaro hizo construir a su padre Dédalo unas alas para poder volar. Deseó alcanzar alturas cercanas al Sol y sus alas resultaron quemadas por el intenso calor, cayendo y muriendo. Esta imagen conecta con el arquetipo del Puer Aeternus o el eterno adolescente, quien perdido en sus sueños de grandeza aterriza en la realidad de forma abrupta y dolorosa.



Dinámica: El último signo de fuego necesita ir más allá de su realidad inmediata para tener una visión amplia de la existencia. Anhela descubrir una verdad personal sobre la cual construir su vida, por lo que dirigirá sus energías en la búsqueda de experiencias que le lleven más allá de su mundo conocido, viajando y explorando ambientes naturales que le permitan establecer comunión con su interior. Generalmente descrito como el signo optimista del Zodíaco, su confianza en la vida le permite sortear obstáculos, buscando siempre nuevos horizontes y experiencias, enfocándose en el lado positivo de las personas y las vivencias, y desechando aquello que no le resulta enriquecedor. Si vive de forma exagerada (y a Sagitario le encantan los excesos) su autoconfianza puede tener bases tan frágiles que su búsqueda resultará una quimera. Se desconectará de las posibilidades concretas de realización y tendrá que enfrentarse al fracaso, del cual no le costará demasiado recuperarse. Su lado negativo le lleva a ser autoindulgente, despreocupado, dogmático, encerrado en sus propias ideas, tendiendo a culpar a otros por sus errores. Con el tiempo comprenderá que no es necesario desplazarse físicamente para crecer interiormente, y que el mayor viaje es aquel que puede realizar hacia el interior de su espíritu. Sólo allí encontrará la verdad.


Signo Opuesto: Géminis, con su versatilidad y capacidad para el diálogo, recuerda a Sagitario que su verdad no es la verdad del mundo. Si enfrenta la vida sin preconceptos podrá realmente vivir la libertad que tanto anhela, dejando así de ser esclavo de sus propias ideas.

Piedra: Zafiro. Para los antiguos esta piedra custodiaba el poder de la sabiduría. Cuando una persona tenía que hacer frente a obstáculos que eran un desafío, el poder de la piedra le permitía encontrar la solución correcta. Activa el sentido de la verdad y de la gnosis.

Planta: Bodhi. Ficus Religiosa. Esta planta está consagrada a Vishnú, quien se dice nació bajo ella. En oriente los fuegos sagrados se alimentan con su madera. Antiguamente se utilizaban las hojas en incienso para la meditación y para otorgar sabiduría.