13.9.08

La Casa III



La escritura es la pintura de la voz
Voltaire


La Casa III es la casa de la mente concreta, se relaciona al signo de Géminis y al planeta Mercurio en su expresión aérea.

Evolutivamente, si la casa I es el nacimiento y la casa II el desarrollo de la sensorialidad, en la casa III se empieza a desarrollar el mundo mental. En la casa II aprendimos a adaptarnos al mundo con el cuerpo, mientras que en la casa III aprendemos a hacerlo a través del intelecto. En este sector encontramos el potencial de la mente y de los procesos de pensamiento. Gracias a la estimulación externa y al intercambio con el medio ambiente inmediato, surgirá la adaptación. Esta retroalimentación constante permitirá incorporar información nueva, registrar y almacenarla para el futuro, favoreciendo así la asimilación del mundo externo a la psique.

Aquí tenemos el desarrollo del lenguaje –verbal y gestual- como medio de comunicación con nuestros semejantes y todos aquellos medios de expresión que permitan vincularnos con nuestro entorno.

La curiosidad hacia el mundo y la necesidad de comunicar pertenecen a este sector, pero también la búsqueda de información sin la debida profundización. Es una Casa ágil, rápida, intermitente, dispersa, versátil y cambiante.

La manera como aprendemos, como incorporamos información, la procesamos, expresamos y recordamos está presente en esta Casa. Aquí podemos ver cómo han sido los primeros años de estudio, la capacidad de adaptación al medio escolar y el rendimiento durante el periodo fundamental de aprendizaje de la escolaridad formal. Por ejemplo, Saturno puede indicar inseguridad respecto al rendimiento y éxito en los estudios pero también puede otorgar una gran estructura mental y método a la hora de aprender. Seguramente será la sensación de inadecuación respecto a las propias capacidades, que llevara a la persona a la búsqueda de seguridad a través de la auto disciplina. Urano indicara una mente agil, curiosa, eléctrica, que aprende rápido pero que se aburre con facilidad, trayendo problemas de adaptación porque el ritmo mental es acelerado y por momentos errático. Es el típico caso del niño que en clase molesta a los compañeros pero que no presenta problemas de rendimiento porque incorpora la información de forma acelerada.

En esta Casa también podemos ver si hay algún tipo de problema o dificultad de aprendizaje, también si hay algún tipo de limitación física ligada a los órganos de los sentidos que interfiera en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Los planetas retrogrados con aspectos tensos mas otros indicadores en la natal pudieran dar luz sobre esta temática.

La Casa III nos indica los intereses de la persona, hacia que tipo de contenidos se siente atraído o siente curiosidad, también las capacidades intelectuales y el potencial mental a desarrollar. Venus o Neptuno pueden otorgar sensibilidad para la escritura y la expresión a través de la poesía.

El timbre de voz y la forma de hablar se pueden discriminar en esta Casa, asi vemos si la persona grita (Marte), si habla dulcemente de forma melodiosa (Venus), si se hace sentir sin hablar (Pluton), si es capaz de conectarse con nuestras necesidades intuitivamente (Neptuno), si gesticula demasiado (Mercurio), si habla mucho (Jupiter), si piensa antes de hablar (Saturno)….

Los personajes de la Casa III son los hermanos. Ellos son quienes sirven de conexión con el mundo, son los intermediarios con el medio ambiente, amplían nuestro marco de referencia y nos permiten vincularnos con realidades diversas. Ellos favorecen la capacidad de adaptación al medio porque facilitan el intercambio con los pares. En el caso de los hijos únicos, es interesante ver si hay planetas en esta casa -generalmente los hay- ya que indicarán la energía a trabajar de forma conciente para lograr una mejor adaptación al medio ambiente.

Los planetas en esta Casa nos pueden estar indicando el tipo de vinculo con los hermanos o bien indicar algún hermano que es particularmente significativo en nuestra vida. Con Plutón es el hermano que muestra la Sombra en la familia, tal vez sea el problemático del cual no queramos hablar. Urano es la relación intermitente y desapegada con un hermano irreverente y rebelde, con Neptuno un hermano artista al que no vemos mucho y que poco sabemos de su vida.

Recordemos que cada planeta en nuestra carta es un aspecto de nuestra psique pero también son personas de carne y hueso que sirven de reflejo para re-conectarnos con nuestra interioridad .

Tradicionalmente la Casa III es la casa de los viajes cortos, todo tipo de desplazamiento que no implique la salida del territorio donde hemos nacido. Por eso se dice que son los viajes internos o locales. En este sentido es una casa con un fuerte potencial de inestabilidad. Es probable que personas con muchos planetas en este sector tiendan a tener un movimiento y desplazamientos físico pronunciado. Por ejemplo un vendedor que necesita viajar constantemente para promocionar sus productos o servicios, pero también quien vive lejos de su trabajo y necesita recorrer distancias amplias para llegar a el puede tener energías importantes en este sector.

Todos los medios de transporte pertenecen a esta Casa y también los medios de comunicación. Choferes, taxistas, escritores, periodistas, tipógrafos, publicistas, mensajeros, carteros, son todas actividades relacionadas con esta Casa.
En este sector también podemos ver la tendencia a los accidentes en medios de transporte durante viajes o desplazamientos, de aquí la precaución que se debería tener cuando están activados por tránsitos.

Esta es la Casa del intercambio y las conexiones con el medio ambiente inmediato, que contiene un rango muy amplio de manifestaciones: puede oscilar desde el chisme estéril hasta la curiosidad sana que nos conecta con personas y situaciones que enriquecen nuestra vida y nos llevan al desarrollo de la mente.

1 comentario:

acerook dijo...

Muy cierto, en lo personal muy identificado con Urano en casa 3, mis compañeros siempre se preguntan como hago para terminar tan rápido si me la paso hablando en clase!

"Urano indicara una mente agil, curiosa, eléctrica, que aprende rápido pero que se aburre con facilidad, trayendo problemas de adaptación porque el ritmo mental es acelerado y por momentos errático. Es el típico caso del niño que en clase molesta a los compañeros pero que no presenta problemas de rendimiento porque incorpora la información de forma acelerada."